«¡Dejad que salga a flote todo el veneno que hay en el fondo!”

Por: Dr Williams Medrano, VP del PRD

Con esa exclamación agónica del Emperador Romano Claudio, quiero titular este artículo, por la similitud de los casos en que la confianza crea un nivel de desprendimiento, que olvidamos hasta protegernos de quienes hemos querido y protegido.

En el béisbol, y más específicamente en la segunda parte de una temporada, en la MAJOR LEAGUE BASEBALL. Es costumbre oír decir la frase, “llegó la hora en donde los muchachos se separan de los hombres”, donde los intereses separan las lealtades, donde el veneno que se oculta en el fondo de la copa sale a flote, aflorando la traición y el oportunismo, develando las verdaderas caras, rompiendo caretas y enseñando su real personalidad.

En mis años pernoctando en política, que no son tantísimos como es probable tengan algunos lectores, he aprendido a conocer mejor a las personas, he aprendido qué hay seres humanos que se parecen mucho al pez rémora, los cuales tienen la capacidad de adherirse a peces más grandes como el tiburón, la ballena, Etc.  usándolos como medio de transporte y de sustentación, hasta creerse amo y señor del océano, su característica es de un cosmopolita.

El pez Rémora tiene grandes similitudes con el comportamiento de algunos seres humanos, los cuales son Rémoras Humanas, aquí algunas, que he sacado de un artículo de un importante Coach Dominicano:

“Este tipo de persona, al igual que cualquier raza alienígena de ficción, consume todos los recursos disponibles en ese círculo, hasta que lo agota por su vorágine insaciable, y va saltando de isla en isla (persona en persona), como si fuera un archipiélago, con cada relacionado de la persona central gestiona favores, posiciones y recursos emocionales.

La finalidad de la Rémora Humana es avanzar y hará todo lo posible para lograrlo, aunque eso suponga dejar cadáveres de amistad en su triste camino.

Hay ciertas características que usted puede identificar en ellos:

En principio son encantadores y hasta admirables. Sus niveles de empatía hacen que usted confíe en ellos o ellas y ponga de buenas ganas sus relaciones, y recursos a su disposición.

Se mueven sigilosamente, cuando usted se da cuenta que ha utilizado uno de sus recursos relacionales ya ha mordido a alguien de su círculo y el daño ya está hecho.

No miden las consecuencias, dejando fricciones emocionales y quebrando la confianza del líder y su círculo.

Siempre tienen una excusa para sus acciones y regularmente los demás son los complicados, insensibles, los que no los entienden o simplemente los que están equivocados.

Sus amistades o relaciones tienen fecha de caducidad a muy corto plazo, por eso no les conoces relaciones duraderas, aunque en ocasiones te quieran hacer ver que, si los tienen, presentando mejores amigos con periodos muy cortos de relación.

Cambian de ambiente y círculo con mucha frecuencia, dejando en su estela un cementerio de relaciones que ya quemó por sus acciones, incumplimientos, y aprovechamiento mal sano de las mismas.”

Hay campanas sonando y no son necesariamente anunciado que llega la navidad, si no, la nueva conquista de su próxima víctima, otro pez más gordo. A estos Compañeros que se comportan como el pez Rémora, quizás sea bueno que tratemos de hacerlos cambiar, pero en caso contrario sugiero que les demos una carta de recomendación.

Pero esas mismas campanas que tocan la hora anteriormente señalada, también están anunciando que llegó el momento del resurgir, de la recomposición de fuerzas, del afilar la sierra, de la planificación inteligente, de retomar los principios, del volver a repensarnos y por supuesto y más importante que todo, de hacer Compromiso.

Es hora de que en el PRD nos presentemos todos como soldados, no como altos oficiales, pues el partido ha estado rebosado de pseudo líderes que sólo han ostentado el rango, pero nunca han ejercido el rol.

Es hora de la contribución, de la reconstrucción, de la reconfiguración.

Hemos de presentarnos como soldado, pero como soldados con liderazgo, no para vencer y que haga, sino para convencer y que hagamos.

El PRD, debe volver a sus otroras años, donde las bases reconstruían sus Fuerzas en los campos, los pueblos, los barrios, municipios y provincias, recibiendo como recompensa el cálido abrazo de una comunidad entusiasmada.

Volvamos a ese PRD, volvamos a los principios, volvamos a las aulas del aprendizaje político, volvamos a la doctrina, convirtámonos en un partido moderno, en un partido con las  tecnologías que demandan los nuevos tiempos, retómenos las escuelas de liderazgo y política para nuestros nuevos líderes.

Ya es hora de que pasemos la página, si nos quedamos pensando en lo que no pasó, indudablemente no pasará, si nos ofuscamos preocupados por lo que pasará indudablemente pasará, por tanto, lo cierto es él aquí y el ahora, construyamos un nuevo PRD: Aquí y ahora.

La decisión está en tus manos, las acciones son parte de esa decisión, no depende de nadie, solo depende de ti.

Avancemos, luchemos, reintegrémonos, abramos el partido para que cientos de jóvenes entren a nuestras filas, para que haya nueva sangre y se active nuestra fuerza política, motivemos el retorno de miles de perredeistas que han estado en un receso político y que tienen ganas de volver a entonar nuestro glorioso himno: Que viva el Partido Revolucionario, el partido del pueblo y la libertad.

 

 

 

Comparte esta noticia con tus contactos.