Presidente JCE Julio Cesar Castaño advierte quien atente contra Danilo Medina le caerán grandes maldiciones

Santo Domingo. – El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños Guzmán, calificó un “toyo popular” la petición de un grupo de intelectuales al presidente Danilo Medina para que renuncie su mandato, a raíz de los escándalos de corrupción de Odebrecht que abarcan su campaña electoral del 2012 y 2016, además de contratos hechos en su gobierno.

Castaños calificó a Medina como “un presidente ungido por el voto popular y eso se demostró en las urnas durante las pasadas elecciones”, donde el mandatario ganó con más del 60%.

Advirtió que cualquier persona que atente contra éste, “le vendrían unas maldiciones tan fuertes que les afectará a ellos y todos sus descendientes”.

“El presidente Danilo Medina es un presidente ungido por el voto popular, tiene la unción del voto popular que se manifestó en él de una manera incuestionablemente mayoritaria y cualquier persona que atente contra esa unción está generando una contrareacción y vendrán unas maldiciones tan grandes, si esas personas se salen con la suya, que eso les afectará a ellos y probablemente a sus descendientes también”, advirtió Castaños Guzmán, al referirse al tema mientras firmaba un acuerdo con el director del Instituto Postal Dominicano, Modesto Guzmán.

Castaños instó a los firmantes del manifiesto que piden la renuncia del presidente Danilo Medina a retirar su solicitud para evitar “hacer un ridículo popular”.

Consultor jurídico: Es una petición sin fundamentos

De su lado, el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal, afirmó que carece de asidero “político y jurídico” el pedido de los activistas e intelectuales que procuran que el presidente Danilo Medina renuncie bajo el alegato de que llegó al poder con una campaña financiada con fondos provenientes de los sobornos pagados por Odebrecht.

Espinal insistió en que “no hay ninguna crisis política” que fundamente el pedimento del grupo encabezado por Andrés L. Mateo y otros intelectuales. “Ese no tiene asidero político, (está) fuera de lugar, porque no tiene resonancia en sectores de la sociedad… ni remotamente se percibe en el país resistencia de una crisis política, porque el país goza de gobernabilidad y estabilidad, desde el punto de vista político y económico”, dijo.

Asimismo, aseguró que, en el plano político, tampoco procede, indicando que los procedimientos para un cambio de gobierno, está claramente establecido en la Constitución de la República y que dentro de tres años habrá elecciones generales en el país. Sostuvo que los comisiones brindarán una oportunidad para que los partidos políticos planteen sus candidaturas para optar por ganar puestos como establece el ordenamiento constitucional.

Espinal dijo que reconoce el derecho a la libertad de expresión de quienes hacen dicho pedimento, pero insistió que está fuera de lugar, porque no hay en el país ninguna ruptura del orden constitucional que motive la renuncia del presidente.

Del mismo modo, los legisladores Elpidio Báez y Rubén Darío Cruz, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), calificaron como “una irresponsabilidad política” la petición de renuncia del presidente Medina.

Al igual que Julio C. Castaños Guzmán, el diputado Elpidio Báez recordó que el presidente Medina ganó las pasadas elecciones presidenciales con el 62 por ciento de los votos, al tiempo que citó una encuesta difundida ayer, la cual refiere que el 96 por ciento de los rechaza la mencionada propuesta.

 

Comparte esta noticia con tus contactos.