Paro en Los Alcarrizos en reclamo de nuevas vías, cementerio, metro y otras obras

Santo Domingo.- Las actividades productivas y comerciales fueron paralizada ayer en el municipio de Los Alcarrizos, en la provincia Santo Domingo, en demanda de la terminación de la avenida El Nuevo Camino, iniciada hace 20 años, un mercado, un cementerio, así como terminación de la línea del Metro hasta la entrada de esa localidad.

La jornada que convocó la Coordinadora de Organizaciones Comunitarias Para el Desarrollo de Los Alcarrizos (Cocdela) contó con el respaldo del alcalde Junior Santos, debido a que las demanda responde al Plan de Desarrollo de Los Alcarrizos.

Roberto Abreu, coordinador de Cocdela, informó que el paro se cumplió en más de un 75% que hubiese sido de un 100% de no haber sido por el huracán María.

Señaló que el comercio cerró en más de un 90%, los mercaderes cerraron en su totalidad y la docencia fue suspendida por completo.

Indicó que algunos miembros del transporte público salieron a trabajar porque en la noche del martes corrió la falsa alarma que el paro había sido suspendido, lo que era no cierto, porque algunos sectores apostaban a su fracaso.

Condenó que a casi 20 años del inicio de la construcción de la avenida El Nuevo Camino, en 1996, por el entonces presidente Leonel Fernández, la obra esté paralizada, no exista un mercado público, ni un cementerio municipal.

Sin inversión. Afirmó que la falta de esas y otras obras mantienen paralizada las inversiones, por lo que confía en una comisión de las autoridades del municipio que tiene la misión de hablar con el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, con miras a reiniciar las labores.

La avenida El Nuevo Camino fue iniciada por el entonces presidente Leonel Fernández, en 1996, con una longitud de siete kilómetros, tres carriles a ambos lados, pero esos millones de pesos quedaron sepultados.

La obra inicia en la entrada del distrito municipal de Pantoja y comunica con la autopista Haina-Cibao.
Asimismo, reclaman desde hace 23 años, la construcción de un mercado municipal, ya que en Los Alcarrizos se exhiben productos agropecuarios sobre la avenida Duarte, principal del municipio, sin ningún tipo de higiene.

Prohibido morir. Deplora que de los 158 municipios con que cuenta el país, el de Los Alcarrizos es el único que no cuenta con un cementerio municipal, por lo que cuando fallece una persona pasan todo tipo de amargura para darle el último adiós a sus seres queridos.

Señaló que morir en Los Alcarrizos se ha convertido en un gran problema, ya que ni en el Cristo Redentor ni en Pedro Brand quiere recibir los muertos de este municipio.

De su lado, David Ovalle, secretario de Organización de la Asociación de Comerciantes de Los Alcarrizos y Zonas Aledañas, advirtió al gobierno que están en lucha de manera pacífica para que se les escuche.

Represión. Sin embargo, deploró que en medio de una reunión pacífica agentes de la Policía Nacional lanzaran bombas lacrimógenas, sin importar la presencia de niños de hasta tres meses de nacidos, uno de los cuales hubo que trasladarlo de emergencia al hospital Vinicio Calventi.

Mostró a reporteros de este diario bombas que habían sido lanzadas por los agentes que patrullaban la zona, lo que consideró una provocación innecesaria.

Decenas de mercaderes salieron con letreros a la avenida Duarte para condenar la acción de los agentes policiales.

Explicó que la intención no es hacer el paro de labores como tal, sino llamar la atención y sensibilizar al Gobierno y los ministerios correspondientes, por lo que solo se detendría si se produce una voluntad seria de diálogo.

“La falta de obras viales ha estancado a Los Alcarrizos, ya que los empresarios locales y externos quieren hacer las inversiones necesarias, pero por la falta de estas obras no se ejecutan”, afirma.
El municipio de Los Alcarrizos cuenta con una población de alrededor de 300 mil habitantes, según el último censo de población y viviendas.

Comparte esta noticia con tus contactos.

Comentarios cerrados.