Najib Razak, exprimer ministro de Malasia, es condenado a 12 años de cárcel por millonario desfalco

MALASIA. –El ex primer ministro de Malasia Najib Razak fue condenado este martes a 12 años de prisión tras ser hallado culpable de varios delitos de corrupción en el primero de una serie de juicios del macroproceso relacionado con el desfalco millonario del fondo estatal 1Malasia Development Berhad (1MDB).

El juez Nazlan Ghazali encontró al exmandatario culpable de un cargo de abuso de poder, tres de abuso de confianza y tres de lavado de dinero en este primer juicio, vinculado al desvío de 42 millones de ringgit (9,88 millones de dólares o 8,44 millones de euros) de SRC International, filial del 1MDB, a cuentas de Najib.

“La fiscalía ha logrado probar el caso más allá de toda duda razonable. Y, por lo tanto, encuentro al acusado culpable de los siete cargos presentados en su contra”, señaló a la conclusión de una larga lectura del fallo el magistrado, recogen medios locales.

Najib fue condenado a 12 años de cárcel por el delito de abuso de poder, a 10 años de prisión por cada uno de los de lavado de dinero y a otros 10 por los de abuso de confianza, pero tendrá que cumplir todas las condenas de forma simultánea.

El juez, quien tras un receso denegó la petición de los abogados de la defensa de retrasar el anuncio de la condena, además impuso al acusado una multa de 210 millones de ringgit (42 millones de euros o 49 millones de dólares), si bien el exmandatario no tendrá que ser ingresado en la cárcel ni que pagar su multa mientras apela su sentencia.

Simpatizantes de Najib Razak lloran tras el final del juicio por corrupción. (Foto: Mohd RASFAN / AFP).Simpatizantes de Najib Razak lloran tras el final del juicio por corrupción. (Foto: Mohd RASFAN / AFP).

Najib defendió su inocencia y planea apelar

Centenares de seguidores del político acudieron al recinto judicial para mostrar su apoyo a Najib, que entró al tribunal por la mañana y salió por la tarde entre vítores de sus partidarios y decenas de cámaras de medios de comunicación de todo el mundo.

Tras ser declarado culpable, Najib, sobre quien penden otros 35 cargos de corrupción en otros cuatro juicios, tuvo la oportunidad de dirigirse al tribunal e hizo un alegato en el que defendió su inocencia y aseguró que decía la verdad jurando ante Dios en árabe.

“No solicité los 42 millones de ringgit, no hice ningún plan para obtenerlos ni me los ofrecieron. No se han presentado pruebas ni testigos que lo afirmen. No tengo conocimiento de esos 42 millones. Eso es todo lo que tengo que decir”, declaró el mandatario, según la prensa local.

Najib fue condenado a 12 años de cárcel por el delito de abuso de poder, a 10 años de prisión por cada uno de los de lavado de dinero y a otros 10 por los de abuso de confianza, pero tendrá que cumplir todas las condenas de forma simultánea. (Foto: EFE/EPA/AHMAD YUSNI)Najib fue condenado a 12 años de cárcel por el delito de abuso de poder, a 10 años de prisión por cada uno de los de lavado de dinero y a otros 10 por los de abuso de confianza, pero tendrá que cumplir todas las condenas de forma simultánea. (Foto: EFE/EPA/AHMAD YUSNI)

Se presenta como víctima

Durante su testimonio en el juicio, Najib se presentó como la víctima de un engaño perpetrado por el empresario malasio Jho Low, otrora asesor cercano del político y huido de la justicia, quien le aseguró que el dinero procedía de una donación del propio rey Abdulá bin Abdelaziz de Arabia Sauidí, fallecido en 2015.

Low había entregado al exmandatario una supuesta carta de la casa real saudí que confirmaba el obsequio.

El juez rechazó este argumento y apuntó que el acusado “erró al no confirmar la veracidad” del escrito y la procedencia de la donación a pesar de contar con los mecanismos para ello y ni siquiera le envió una carta “de agradecimiento” al monarca.

“El escrito señaló que no esperaba nada a cambio, lo cual es de naturaleza sospechosa, pero el acusado, una persona inteligente y un primer ministro, no investigó más”, apuntó el magistrado, quien también dio por probado el vínculo entre el ex primer ministro y Jho low, que desempeñó un papel crucial en la trama de corrupción.

“Con la totalidad de las pruebas” el acusado sabía de las tres transacciones a sus cuentas privadas, pero “deliberadamente” las ocultó, aseveró el juez.

Una trama de corrupción millonaria

La trama de corrupción de 1MDB salió a la luz en 2015, cuando una investigación periodística expuso el desvío multimillonario desde el fondo de inversión estatal a las cuentas privadas de Najib, fundador del fondo y a la sazón jefe del Gobierno de Malasia.

Najib y sus asociados desviaron a sus cuentas privadas 4.500 millones de dólares (3.840 millones de euros) procedentes del brazo inversor del Estado malasio.

El político, de 67 años, se apropió supuestamente de unos 2.600 millones de ringgit (al cambio actual, 611 millones de dólares o 522 millones de euros), según denunciaron en un trabajo conjunto el portal Sarawak Report y el diario The Wall Street Journal.

El escándalo por este caso de corrupción masiva desencadenó la derrota en las elecciones de mayo de 2018 de Najib y desde entonces el exmandatario vio como el gobierno de su antiguo mentor, Mahathir Mohamad, lograba sentarlo en el banquillo de los acusados.

Najib creó 1MDB en 2009, año en el que asumió la jefatura del gobierno, para atraer inversión extranjera y crear un distrito financiero en Kuala Lumpur, pero el fondo acabó acumulando una deuda de 42.000 millones de ringit (unos 9.880 millones de dólares o 8.440 millones de euros, al cambio actual).

Además de Malasia y Estados Unidos, otros países, entre ellos Suiza y Singapur, continúan con las pesquisas sobre la malversación del fondo estatal malasio.

Fuente: EFE

Comparte esta noticia con tus contactos.