Merenguero Ala Jaza advierte no hará caso a las críticas y mensajes negativos; dice “estoy puesto para mi trabajo”

Santo Domingo. –  El merenguero Emmanuel Jiménez, mejor conocido como “Ala Jaza”, ha cerrado sus oídos a las críticas, a los mensajes negativos y a las malas vibras para enfocarse por completo en su trabajo, que lo ha llevado a innovar el ritmo de la güira y la tambora con su particular estilo.

Tras 10 años de “batalla” en la industria discográfica, ahora ha saboreado el éxito con una rica versión del tema original del boricua Farruko, “Mi forma de ser”, aportándole un sonido y estilo al merengue, el cual bautizó como “MamWali”. “MamWali es un nuevo ritmo con los toques de la tambora, güira, piano y bajo diferentes. Se trata de una mezcla de trap-music, idea que me surgió en la búsqueda de algo que revolucionara el merengue, porque sentía que ese género ya no daba más y que necesitaba un cambio, y como el trap y el dembow están acabando con nosotros, decidí fusionarlos”, dijo.

Antes de esta gran pegada, trabajó con varios mánagers y producía su propia música en busca del éxito. Afirma que el “hambre” por llegar al gran público muchas veces lo llevó a deprimirse, porque además sentía las críticas a sus espaldas. El sencillo “Hay dema”, en el 2014, le mostró que podía hacer sus sueños realidad al conectar con el gusto popular, pero después sufrió una baja.

“Es terrible cuando pegas y luego bajas. Siempre hacía giras, pero mi carrera no explotaba, eso me llevó a pensar en un momento ‘tirar la toalla’. Pasé por todos los mánager que tiene el país, pero me decían que yo era inmanejable porque soy claro, y cuando decidí quedarme solo explotó mi carrera”, relató el mambero, quien se presentará esta noche en Jet Set Club junto a la orquesta Banda Real.

“Quiero ser un Juan Luis Guerra”

Ala Jaza se define como un artista completo. Tomó clases de música particulares con el saxofonista Andrés de Jesús, en Nueva York; canta todo tipo de géneros, entre ellos balada, bachata, merengue y mambo. Además, toca instrumentos como el bajo, piano, conga, güira y tambora.

“Yo quiero ser como un Juan Luis Guerra, que te canta son y lo canta bien, canta salsa y lo hace bien, todo; soy joven, y creo que se puede”, expresó Ala Jaza, quien dirige una banda de 15 músicos.

El artista, de 30 años, quien también es productor e ingeniero de sonido, laboró con el cantante de música urbana puertorriqueño Don Omar, con el desaparecido grupo de bachata Aventura.

“Yo ni soñaba cantar. Pero fui director y arreglista del desaparecido grupo de bachata Óptimo y su vocalista principal siempre me decía que yo no podía cantar, porque no sabía cantar, y calificaba el mambo como un ‘tollo’, pero yo sentía que tenía un timbre distinto a los demás, es decir original y como que no les daba mente a esas críticas”, relató al recordar que luego de eso grabó una bachata con Don Omar. Recuerda que se inclinó por el mambo al ver la pegada de sus homólogos “Tito Swing”, “El Sujeto” y “Omega”, y entendía que musicalmente “no estaban haciendo nada, pero no fue así”.

“Ellos tiene una fusión y yo no la había captado, y en el 2009 vine para acá creyendo que sería fácil. Hay que tener cuidado, porque las cosas no son como se ven a simple vista, es terrible”, advirtió Ala Jaza. El mambero sueña en grande y no se quiere limitar a hacer giras locales, sino viajar a grandes ciudades a nivel internacional y presentarse ante un público y escenarios multitudinarios. Sin embargo, entiende que para lograr eso primero debe crear una plataforma que se toma su tiempo.

Comparte esta noticia con tus contactos.