Inversionista canadiense Antonio Carbone denuncia sigue siendo objeto de CHANTAJES, EXTORSIONES, MANIPULACIONES Y ABUSO DE PODER para robarle sus bienes

Santo Domingo. – El Inversionista y empresario canadiense ANTONIO CARBONE, con una inversión de más de US$100 millones de dólares en el país, denunció que sigue siendo objeto de CHANTAJES, EXTORSIONES, MANIPULACIONES Y ABUSO DE PODER en la administración de justicia de la República Dominicana, siéndole violados sus Derechos Constitucionales, especialmente las disposiciones de los artículos 40, 68, 69 de la Constitución de la República y los Derechos protegidos por la Convención Americana de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de derechos civiles y políticos, que como extranjero en el país le deberían proteger.

El empresario canadiense Antonio Carbone dijo que continúa siendo objeto de ABUSOS e INJERENCIAS, mediante la manipulación en la administración de JUSTICIA, esta vez a través de los jueces que componen la Tercera Sala de la Corte de apelación Penal del Distrito Nacional, que tienen a su cargo decidir sobre el recurso de apelación que fuera conocido en contra de la sentencia de 20 años a la que INJUSTAMENTE fue condenado.

Carbone explicó que el día 1ero de agosto del 2019, sus abogados conocieron el recurso de apelación respecto de la sentencia que lo condenó (ABUSIVAMENTE) y durante esa audiencia se demostraron todas las irregularidades e ilegalidades sobre las cuales se basó esa decisión. Ilegalidades que van desde un nivel Constitucional (ya que se verificó que su arresto fue sin orden JUDICIAL DE UN JUEZ, en violación del artículo 40 de la Constitución tal y como lo ha venido denunciando desde el día 25 de enero del 2015, cuando fue secuestrado por el oficial del DNI Edwin Núñez García); hasta un nivel procesal ya que se pudo comprobar que las 3 pruebas utilizadas por ese Tercer Colegiado, fueron pruebas obtenidas en violación de la ley, con testigos que fueron desechados por el mismo tribunal por haber verificado que solo tenían un interés económico y un interés de que ANTONIO CARBONE permanezca preso para así poder disponer de todos sus bienes en el país, como hasta el momento ha sucedido que ese mismo querellante FERNANDO BAEZ GUERRERO, está en posesión de 5 de los mejores casinos del señor Carbone, los cuales ascienden a un monto superior a $US 20 millones de dólares, sin que este haya podido aclarar hasta el día de hoy como los obtuvo o como siendo un empleado más de 3 mil que trabajaban para corporación Dreams Casinos, hoy es dueño de estos bienes.

Asimismo, el inversionista extranjero Antonio Carbone indicó que fue demostrado además en esta audiencia, que la jueza que motivó la CONDENA DE 20 AÑOS en su contra, la señora Esmirna Ortega, al momento de conocer su caso aun no era JUEZA, ni cumplía con las disposiciones de la ley 821 sobre carrera judicial para poder componer el referido tribunal, siendo esto una violación a sus derechos CONSTITUCIONALES, ya que aunque es un EXTRANJERO en este país, sus derechos deben estar protegidos por la CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA, EL PODER JUDICIAL Y TODAS LAS AUTORIDADES, situación que hasta el momento no ha sucedido, máxime cuando lo único que ha hecho por este país ha sido traer inversión y puestos de trabajo que sirvieron para el desarrollo de la industria turística de este hermoso país que hoy considera también suyo.

Antonio Carbone hizo un llamado al nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia, Magistrado LUIS HENRY MOLINA PEÑA, para que preste atención ya que siguen las INJERENCIAS Y LAS INFLUENCIAS PARA MANIPULAR LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA en su contra, ya que ha recibido información de diferentes fuentes, que los jueces que componen la Tercera Sala de la Corte de Apelación, están recibiendo presión por parte del presidente de la Corte de apelación del Distrito Nacional, el juez JULIO CÉSAR CANO, de que estos deben confirmar esa Sentencia, no importando las violaciones a la LEY que esta tiene.

Se recuerda que Carbone denunció hace días que este juez debe ser investigado de manera formal, ya que, según declaraciones del empresario, el juez JULIO CÉSAR CANO ha estado presionando e interfiriendo de manera constante en los procesos que le han tenido SECUESTRADO por un periodo de 4 años y 8 meses de su vida, todo a consecuencia de la amistad que le une al abogado que representa la parte querellante, Abel Rodríguez del Orbe.

Por último, Antonio Carbone pidió PÚBLICAMENTE que SE RESPETEN SUS DERECHOS, que la JUSTICIA DOMINICANA, vea su proceso apegada a la CONSTITUCIÓN y A LAS LEYES PROCESALES. Que respeten su VIDA y su DERECHO FUNDAMENTAL A TENER UN JUICIO JUSTO SIN INTERFERENCIA NI INFLUENCIAS DE NINGÚN TIPO EN LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA.

Comparte esta noticia con tus contactos.

Deja un comentario