Expresentadora Tamara Martínez defiende a Enrique Crespo y arremete contra Dalisa Alegría

Santo Domingo.- Tras el video del comunicador Enrique Crespo, donde sale hablando de la hija de Mozart La Para y Alexandra Hatcu, muchas personas opinaron y una que no se quedó callada fue la expresentadora de televisión Tamara Martínez, quien salió en apoyo a Enrique diciendo que lo conoce hace más diez años y sabe que es una persona amorosa y respetuosa de la familia.

Esta defensa a muchos no le cayó bien y le escribieron cientos de comentarios a Tamara alegando que ella está apoyando a su ex compañero porque él está del lado de la actual pareja de Mozart, la actriz Dalisa Alegría.

Sin embargo, la comunicadora dijo que todo eso es falso, que ella se sabe una historia que le hace perderle todo el respeto. Según ella, no es la primera vez que Dalisa trata de “romper el matrimonio de un famoso”.

En cuatro imágenes que publicó en su cuenta de Instagram, Tamara confesó que supuestamente la actriz perseguía un artista yendo a todas sus fiestas y le mandaba mensajes con todo el mundo, incluyéndola a ella misma.

Dijo que en ese momento siendo una mujer joven no comprendía como ese artista se resistía ante una mujer como la protagonista de “Casi fiel”.

“El artista es Eddy Herrera… Eddy me explicó que el valoraba mucho a su familia y que con el solo hecho de mirar a esta muchacha estaba arriesgando mucho. Él fue inteligente se zafó, pero es un hombre inteligente. El de ahora siendo un muchacho que viene de un barrio se dejó llenar los ojos, solo démosle tiempo al tiempo”, escribió en su Instagram,

Tamara concluyó diciendo que antes de hacer las publicaciones conversó con todos los involucrados, que son sus amigos, y la apoyan.

Mientras que Dalisa por su parte dejó un mensaje para “a quien pueda interesar”. Dijo que ella se hace responsable de sus actos, no de lo que otro haga o diga.

“Yo estoy tranquila pero cuando te toque agarrarte… yo, tú y me agarro”, decía el mensaje publicado en las historias de su Instagram.

La productora terminó con: “Al que le sirva el sombrero que se lo ponga”.

 

Comparte esta noticia con tus contactos.