¿Cómo Surgió el Culto a la Virgen de las Mercedes en RD?

Por: Rubén Moreta

La leyenda de la Virgen de la Mercedes, advocación mariana erigida en patrona espiritual del pueblo dominicano, está sustentada en un paradigma de fuerza y poder hispanófilo. Conforme el mito, en 1495 la virgen “apareció” o fue exhibida por los españoles en el marco de una gran batalla de los nativos contra los conquistadores españoles en el cacicazgo de Maguá, hoy provincia La Vega. La sola exhibición de su imagen, según la leyenda, hizo que los combatientes tainos mansamente se rindieran.

Los aborígenes peleaban en esa batalla por la libertad del Cacique Caonabo, gobernante del cacicazgo de Maguana, que había sido hecho prisionero por Alonso de Ojeda, cumpliendo órdenes del gobernador Bartolomé Colón.

Frente a un contundente ataque de los tainos que exigían les devolvieran libre a su líder, la cruz católica y la imagen de la Virgen de las Mercedes o de la Merced fue exhibida en el campo de batalla, lo que –de acuerdo a la leyenda- anonadó y detuvo el accionar de las flechas de los aborígenes, impidiendo su defensa y haciendo que se hinquen, resignen y acepten como designio divino el dominio de los conquistadores españoles, que patrocinaban la evangelización cristiana.

Más tarde, el 8 de septiembre del 1615, tras el fuerte terremoto que causó graves daños en la villa de Santo Domingo, los conquistadores españoles imploraron la protección de la Virgen de la Mercedes y la declararon patrona de la Isla la Española. Posteriormente la celebración se cambió al 24 de septiembre.

Consumado el proceso de Independencia Nacional, la Virgen de las Mercedes fue declarada como patrona de toda la República.

En resumen, la adoración a la Virgen de las Mercedes es el más antiguo ritual mariano de nuestra isla.

El autor es Profesor UASD.

Comparte esta noticia con tus contactos.