Comandante del Control de Bebidas Alcohólicas denuncia que altos oficiales permiten incumplimiento toque de queda

Santo Domingo. – El comandante del programa de Control de Bebidas Alcohólica (COBA) del Ministerio de Interior y Policía en La Altagracia, Roberto Antonio Silverio Castillo, denunció que generales, coroneles y otros altos oficiales apadrinan establecimientos de expendios de alcohol para continuar operando luego del toque de queda.

Silverio Castillo indicó que de nada sirve los operativos policiales y militares para hacer valer el toque de queda y el distanciamiento social contra el coronavirus, porque oficiales de alto rango de esas instituciones, propician violaciones a la ley y normas establecidas por el Estado.

Entiende que la única forma de hacer cumplir las reglas del toque de queda, es que las autoridades obliguen a los altos mandos respetar las normas o sepáralos de sus instituciones de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas.

Denunció que en Bávaro, los agentes que patrullan han chocado con oficiales que auspician apertura de negocios de bebidas.

“Hemos enfrentados casos, señora gobernadora, de coroneles que llaman a los jefes para apadrinar colmados y lo dejen abiertos. Esa mala práctica debe ser descontinuada automáticamente, porque no podemos tomarle el pelo al general y los policías que están aquí. La Policía debe jugar un rol importante en esta pandemia”, expuso Silverio Casillo en un acto encabezado por la gobernadora de La Altagracia, Martina Pepén Santana.

Dijo que de los miembros de control de bebidas alcohólicas es hacer cumplir los horarios, pero están enfrentando el grave problema de la resistencia de altos oficiales.

Puso como ejemplo que en La Romana, un coronel de la Fuerza Aérea apadrina el centro “Tony Car Wash” y que cuando los agentes quieren hacer cumplir la regla, entonces el oficial somete la patrulla a la obediencia.

Comparte esta noticia con tus contactos.