Trajano Santana asegura que ONDA tras su gestión está encaminada a convertirse en un modelo para América Latina y el Caribe

SANTO DOMINGO.- Un montón de cajas y polvo fue la primera imagen que encontró Trajano Santana al asumir en 2016 la dirección de la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), que en menos de tres años de su gestión se encamina a convertirse en un modelo a seguir en América Latina y el Caribe.

“Estábamos como sardinas. Hasta llegar nosotros, eso era un pasillo lleno de cajas y papeles y es evidente la transformación que ha experimentado la ONDA, con el apoyo que el presidente Danilo Medina ha dado para dar cumplimiento a los tratados internacionales y ante la propuesta que llevamos”, manifestó Santana en el tradicional Desayuno de LISTÍN DIARIO.

Las noticias son tan alentadoras que “a finales de julio nos mudaremos (del Archivo General de la Nación) a un edificio en el sector Piantini, ya con todo el power que necesita administrar un derecho de tanta importancia como el de autor”.

Por los resultados alcanzados, en los primeros días de julio el país será anfitrión de dos eventos que tratarán los nuevos desafíos en la materia de derecho de autor en la región.

“El Presidente ha entendido bien el tema y por eso el país ha avanzado sustancialmente y hoy somos referente para toda América Latina y el Caribe”, sostuvo el director de la ONDA.

Obras de dominio público
Entre varios proyectos en ejecución, la ONDA se propone realizar la primera liberación de derechos de autor de obras musicales. En tres o cuatro meses se tendrá preparado el primer levantamiento.

“Estamos hablando de un proyecto como un aporte de la ONDA para liberar una serie de obras musicales que ya pueden declararse de dominio público”, adelantó Trajano.

La ley 65-00 contempla que setenta años después del fallecimiento del autor una obra puede pasa a ser de dominio público (hay varias especificaciones a tomar en cuenta).

Música típica
En República Dominicana, una de las mayores nebulosas en materia de plagio gira en torno a la música típica. Hay varios conflictos porque nuevos músicos tocan fiestas o graban sus versiones de temas de décadas pasadas que los sucesores de los que se señalan autores reclaman porque se les pague por esas grabaciones.

“Hay muchos ejecutantes que están haciendo obras de éstas, de los merengues típicos, con nuevos arreglos o grabaciones, lo que está generando muchos conflictos entre causahabientes, que están reclamando derechos”, expresó Santana.

Luego agregó: “En la música típica a veces no aparece siquiera un registro de un papelito amarillo que diga que la obra es suya. A veces esos músicos iban a un parque y cantaban ahí, ya eso es parte de una obra que al llegar acá se necesita garantizar los derechos de los parientes. Y algunos también quieren aprovechar esas obras que son ya conocidas, pero que al grabarse ahora generan mucho dinero y esos típicos se encuentran con un problema ahí”.

Al preguntársele si la liberación de los derechos de autor abarcará a merengues que enaltecen al dictador Rafael Leónidas Trujillo, Santana se limitó a decir que “ese es un tema que tenemos que ver detenidamente, conforme a consultas que tenemos que hacer y a la legislación vigente en el país”.

Música urbana
Al igual que en la industria musical, en la ONDA también se registra un aumento en la inscripción de temas de la música urbana.

Sin embargo, es donde hay más alto nivel de confusión: “Es el área de la música urbana donde allá en la oficina hay más reclamos”.

Armando Olivero entonces anotó que alrededor de los urbanos hay una problemática planteada.

“Muchos llevan las letras, las registran y para ellos eso es una canción cuando en realidad no lo es, es más bien una obra literaria porque no tienen música, no tienen melodía”.

Olivero explicó que “la misma ley dice que cuando usted lleva letras sin música no es una obra musical, sino literaria”.

Además, señaló que lo de obras musicales lo pone entre comillas porque son temas “que no están hechos por músicos”, sino por una computadora, “y cuando van a un escenario tampoco hay músicos acompañándolos, está todo prácticamente electrónico, creación musical ahí no existe”. El término más correcto que entiende Olivero es “artesanía musical porque no hay una creación musical en sí”. Esta situación está en estudio.

MIRADA EXTRA
Portal Zona Verde.

Uno de los proyectos de más acariciados por la ONDA es un portal que se llamará Zona Verde, un espacio libre para los creadores y usuarios de obras. “Habíamos pensado en cómo podemos  contribuir y ayudar a la proyección de los nuevos talentos”, comentó Hectarelis Cabral, asistente del director. En un futuro este portal se enlazará a una plataforma de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Prioridad.
“Es inexplicable por qué el dominicano tenía un desfase tan grande en un área como el derecho de autor en donde otras naciones la tienen como prioridad”, comentó Danilo Paniagua, director de relaciones interinstitucionales de la ONDA.

  Economía.
“La industria creativa es la nueva economía mundial. Estamos viendo en los ingresos de los países  alrededor de un cuatro por ciento de sus PIB”, afirmó Trajano Santana.

Comparte esta noticia con tus contactos.