Movimiento de rotación y traslación del PLD

Por: Edward Pérez

La triste realidad de la base del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) es penosa.

Sumergido en una división que no existe, se mantiene la base de ese partido. Uno con la esperanza de que Leonel vuelva y los otros empujando la continuidad de Danilo.

Como si esto tuviera importancia alguna, ya que el movimiento de rotación y traslación de los funcionarios será el mismo.

Quienes son ministros de una dependencia en el gobierno de Danilo lo serán de otras en el gobierno de Leonel.

Los mismos presidentes de Comités Intermedios seguirán siendo los mismos generales sin tropas, pero cobrando sin importar que sea Danilo o Leonel.

Mientras el comité político juega al factor tiempo, la prensa y la base se mantienen en vilo como si fuese el cónclave para la elección de un nuevo Papa en el Vaticano.

Hasta que la base de ese partido no entienda que seguirán votando para estar en el gobierno, pero no en el poder, no van a dejar de ser los electores de sus opresores.

«El cambio que necesita el país, no está en las manos del PLD».