La coyuntura política

Por: Clemente Terrero

La coyuntura política es un momento en el que se conjugan una serie de factores sociales que son favorables para que las fuerzas políticas logren objetivos de poder, de acuerdo a lo que tienen contemplado en el plan de acción de su programa estratégico.

El conjunto de determinantes sociales que forman la coyuntura política se va gestando paulatinamente en todo el proceso de la lucha por el poder. La coyuntura es una realidad viviente, es parte de la dinámica de los procesos de todas las sociedades.

La coyuntura política es un estadío de la historia, donde se conjugan condiciones objetivas y subjetivas necesarias para avanzar. También es el momento en que se tensan las contradicciones de los sectores antagónicos que luchan por el poder. Todo militante revolucionario debe conocer a cabalidad el significado y las implicaciones de la coyuntura en la lucha política.

Las coyunturas no son estáticas, están en constante movimiento, son cambiantes, aparecen y desaparecen, en la medida en que se van gestando nuevos acontecimientos en la lucha social. Las coyunturas no son siempre las mismas, son distintas en cada momento histórico.

Las coyunturas políticas tampoco se repiten, son únicas y deben ser aprovechadas en su justo momento, porque los acontecimientos políticos que la originan se van modificando de acuerdo al pensamiento de la población, pudiendo incidir en la correlación de las fuerzas sociales. Dependiendo de la coyuntura se puede ganar o se puede perder.

Se pueden analizar dos importantes acontecimientos históricos para ilustrar lo que es una coyuntura política:

El primero es la guerra de abril de 1965, un hecho histórico que se venía gestando desde antes de la muerte Rafael Leónidas Trujillo, fruto de los enfrentamientos entre los sectores de poder y el pueblo. Francisco Alberto Caamaño, fue un líder que surgió en esa coyuntura política.

Terminada la guerra, los acontecimientos políticos fueron cambiando. Pero Caamaño pensaba que todo seguía igual, motivado por esas ideas, vino al país en un proyecto guerrillero para derrocar la dictadura de Balaguer, en febrero del 1973. El proyecto fue un fracaso, Caamaño quedó aislado en las montañas de Ocoa, sin apoyo político ni popular, fue apresado por el ejército enemigo.

El otro hecho que nos sirve para entender mejor la coyuntura, fue lo que le aconteció al comandante Ernesto Che Guevara, quien junto a Fidel en la guerra de guerrilla de1959, en Cuba, la coyuntura política de ese momento, lo convirtió en un héroe, pero 8 años más tarde, ese héroe lleno de honor y de gloria, se embarca en un proyecto de liberación en Bolivia, ese nuevo intento fracasó, no contó con apoyo popular, se quedó solo, cayendo en manos de las fuerzas enemigas.

Tanto Caamaño como el Che fueron dos grandes héroes, surgidos en hechos y países distintos, derrotaron a los ejércitos del Imperio Yanqui, ambos combatientes fueron detenidos vivos y fusilados en las mismas circunstancias, por órdenes superiores. Ninguno de los dos entendió que las coyunturas políticas son cambiantes, que nunca son las mismas y que no se repiten.

La coyuntura política es como una estrella fugaz, un momento que pasa, es una oportunidad que hay que aprovechar para avanzar. Cuando la coyuntura cambia, hay que elaborar una nueva estrategia, acorde con la nueva coyuntura, no seguir de forma obcecada con el mismo plan.