Hongo Candida auris es resistente a los fármacos y extiende por el mundo

Madrid. – Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en EE.UU. (CDC) lo consideran el hongo candida auris como una grave amenaza para la salud mundial debido a que, a menudo, es resistente a múltiples fármacos; es difícil identificarlo con los métodos de laboratorio estándar y se puede identificar erróneamente en laboratorios sin tecnología específica; y ha provocado brotes en entornos sanitarios. Por esta razón, es importante identificar rápidamente este hongo en un paciente hospitalizado para que los centros de atención médica puedan tomar precauciones especiales para detener su propagación.

Candida auris fue descrita por primera vez en 2009, aislada del oído de una japonesa de 70 años con otitis atendida en el Hospital Metropolitano de Tokio. Se ha aislado de las vías urinarias, respiratorias, en heridas, oído, sistema nervioso central, órganos internos y otros lugares infectados, cursando a veces con fungemia grave y mortal (60% según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades –CDC- de EE.UU.), así lo informa la Asociación Microbiología y Salud (AMYS).

La mayor parte de los enfermos infectados suelen tener enfermedades de base importantes u otros factores de riesgo. Se propaga fácilmente en el entorno hospitalario a través del contacto con superficies contaminadas o equipos ambientales, o de persona a persona, causando brotes infecciosos. De hecho, los investigadores vinculan el mayor brote conocido hasta la fecha con el uso de termómetros en una UCI en el Reino Unido.

Los primeros brotes de enfermedad causada por candida auris se informaron en Corea del Sur en 2011, luego se extendieron por Asia y Europa para llegar a los EE.UU. en 2016.