Es su hora y se lo ha ganando

Por: Juan Miguel Frías

El 8 de marzo conmemoramos el día internacional de la mujer donde recordamos y valoramos el esfuerzo, la lucha, el valor y el coraje que han venido tomando las mujeres a través de los años, buscando un espacio en lo empresarial, económico y político, donde se les sean respetados sus derechos en igual de condiciones que al hombre.

No es justo que en pleno siglo 21 estemos batallando en nuestra sociedad para cederle un lugar de mucha envergadura a la mujer dominicana cuando ellas se lo han merecido, siendo el género con mayor porcentaje en las universidades y los trabajos y aun así no obtiene el reconocimiento que realmente merecen. Tienen la capacidad de hacer muchas cosas a la vez, esa habilidad de pensar tres veces más que el hombre para hacer diferentes funciones las cuales no tienen nada que ver una con otra.

En el ámbito político, también han sido degradadas para ocupar puestos tan importantes como la presidencia, tenemos el caso de vicepresidenta de la Doctora Margarita Cedeño, quien con su gran trabajo en la política del estado dominicano ha hecho lo que quizás ninguna otra mujer haya logrado. Desde su primera gestión en el 1996 como primera dama de la republica hasta la fecha, ha venido construyendo una carrera que es digna de reconocer, pero, la mezquindad y el ego de los políticos de nuestro país han tratado de detenerla solo por el simple hecho de querer perpetuarse en el poder y no darle paso a una mujer que muy bien pudiera hacerlo mucho mejor que cualquier hombre. Yo creo y entiendo que es su hora y se lo merece, no pretendo hacer propaganda con lo que digo, pero debemos ser razonables y mirar más allá de lo que los ojos pueden ver. Hay que ver su excelente manejo en las políticas públicas que ha realizado, tanto en el despacho cuando estuvo, como ahora en la vicepresidencia. Es cierto que hemos tenido mujeres extraordinarias que han aportado al país políticamente hablando, como doña Milagros Ortiz Bosch, pero lo cierto es que Margarita está en el nivel y la altura que muchos hombres.

¿Cando tendremos una mujer como presidenta? ¿Por qué tanto miedo para apoyar a una mujer? Veámonos en el espejo de países como Argentina o Brasil que han tenido mujeres como mandatarias de sus naciones. Desde la fundación del país nunca hemos tenido una fémina dirigiéndonos, ese machismo enfermizo, desquiciado e incoherente le ha troncado el paso a la mujer dominicana.

Antes de que sea demasiado tarde, el PLD debe reflexionar en que ya es hora de permitirle a la mujer guiar la nación y tienen la mejor candidata para hacerlo y se llama Margarita Cedeño De Fernández.