Danilo podría ser último Arconte Basileus

Por: Ubi Rivas

Arconte Basileus era en la antigua Grecia el magistrado rey, último vestigio de la monarquía, que gobernaba con el apoyo de los eupátridas, representantes de la aristocracia, y los pentakosiomademoi, de la oligarquía.

En una ocasión, uno de los muchos compadres del presidente Ulises Heureaux, el terrible Lilís, le cuestionó su desfogado empeño por aferrarse al poder, y el taimado, cruel, sanguinario y corrupto dictador, como todos, con la sorna que le era tan consustancial, respondió:

“¡Ay, compadrito, es que los negros somos como los monos, que cuando agarramos no soltamos!

Así aconteció con el generalísimo Rafael Leónidas Trujillo, Joaquín Balaguer, y ahora con Danilo Medina y Leonel Fernández, que no son del todo negros, sino mulatos, empecinarse en retener el poder a toda costa.

Sin detenerse a evaluar principios y consecuencias, el presidente Medina, mediante un desconocido súcubo, mientras que el tres veces expresidente Leonel Fernández, delira con su cuarta presidencia, y en el choque de ambiciones, sucumbió la unicidad del PLD que le posibilitó retener el poder por 20 años, abriendo la coyuntura de culminar su luengo protagonismo político.

División que abre las compuertas del torrente de nueva opción de protagonismo político en la figura de Luis Abinader Corona, de aparente opacidad que, empero, las coyunturas podrían catapultarlo hacia la cumbre del poder, de frente al certamen 2020.

Luis, formado economista en Estados Unidos, oligarca de nacimiento, es depositario de la excepción de máculas, además, dispone de la gabela con sus oponentes del hartazgo de enorme porción de la sociedad civil del PLD, que repudia el fardo de anomias, endeudamiento externo y decibeles inauditos de corrupción.

La división del PLD visualiza culminar el Arconte Basileus con Danilo Medina.

Comparte esta noticia con tus contactos.