Consternación y dolor invaden familiares de niño envenenado por su padre en Pedro Band

SANTO DOMINGO. – Consternación y dolor invaden la comunidad de Pedro Brand, específicamente entre los familiares de Robert Steven de Jesús Ramírez, de apenas 9 años de edad, quienes dicen desconocer las razones que llevaron a su padre a envenenarlo e intentar suicidarse.

Entre llantos y escenas de dolor compañeros de escuela portando globos y pancartas acompañaron a darle cristiana sepultura a los restos del pequeño, que fue envenenado por su padre Roberto de Jesús López, de 37 años, con una sustancia desconocida que también él ingirió, y permanece recibiendo atenciones en el Hospital Rodolfo de la Cruz.

Los familiares explicaron que De Jesús López llevaba más de tres años separado de la madre del pequeño, al que recogía para llevarlo a la escuela, sin embargo, desde hace tres días no lo hacía.

“Si él quería quitarse la vida debió de hacerlo solo y no quitársela a mi sobrino, porque no le pesaba. Él no lo mantenía”, manifestó entre llantos una tía del infante.

De Jesús López fue encontrado por una patrulla de asistencia vial mientras convulsionaba en el interior de su vehículo junto al cadáver de su hijo.

Vecino indicaron que el homicida suicida, quien era chofer del transporte público desde la avenida Duarte hasta el kilómetro 28 de la autopista del mismo nombre, nunca mostró ser una persona violenta.

Familiares de Roberto indicaron que este se encontraba depresivo y lloraba constantemente desde hace varios días, pero se negaba hablar.

Tragedia

Coerción
El fiscal titular de Santo Domingo Oeste, Edward López, informó que en las próximas horas Roberto de Jesús López será dado de alta del hospital y se le conocerá medida de coerción en esta demarcación.