A veces llegan cartas

Por: Miguel Angel Cid Cid

El ingeniero Milton Morrison, gerente general de Edesur Dominicana, respondió al artículo titulado “La doble cara ética y la oscura transparencia” publicado la semana pasada en este mismo espacio, donde un par de párrafos se refiere al inicio de su gestión.

La respuesta de Morrison se produjo vía e-mail, al través de la señora María Cristina Rodríguez, Gerente de Comunicación y Medios de Edesur Dominicana.

Ésta columna lleva 6 años abordando temas sobre el gobierno local, provincial y nacional; de política y los políticos, pues. Pero también sobre la cultura popular y la apremiante problemática social y económica del país.

Siempre guiada por la buena fe, la columna práctica la crítica como ejercicio del criterio, así como la cultivaba Martí. Pero también parcial y apasionada como la entendía Baudelaire.

Parcial con los mejores intereses de la nación. Apasionada en la demanda de la decencia de la vida pública; de la integridad, responsabilidad y honradez de sus servidores. Exigiendo sin descanso el apego, entre otros, a esos valores éticos.   

Con todo, es la primera vez que un funcionario de alto nivel no sólo lee el artículo citado, sino que orienta a la gerencia de comunicación de Edesur a responder de manera personal y amable al autor. Al disponer de esta simple respuesta el ingeniero Milton Morrison rompe con la actitud del político saltapatrás, que cuando está en la oposición ofrece una cosa y, cuando llega al poder, hace exactamente lo contrario. Es decir, predica una suerte de evangelismo de la hipocresía.

La actitud del Ing. Morrison debería ser imitada por las nuevas generaciones de políticos. Romper los esquemas del arribismo politiquero es posible. Y ese sólo gesto constituye una revolución en contra de la conservadora política dominicana. Algo que haría de la política de este país una forma legítima de ayudar a la sociedad.   

A seguidas les copio textual la carta enviada por la señora María Cristina Rodríguez. Luego doy otros detalles que no están en la misiva:

Buenas noches estimado don Miguel Ángel Cid Cid

Pláceme saludarle. Cordialmente le escribo para expresar nuestra gratitud por ponderar las cualidades éticas del ingeniero Milton Morrison, frente a la administración de Edesur Dominicana, como bien reseña en el artículo bajo su firma «La doble cara ética y la oscura transparencia», en fecha 7/11/2020 en el periódico digital Acento.com.

Al mismo tiempo, le compartimos una comunicación remitida por el señor Morrison, en fecha 19 de octubre del 2020, al Consejo Unificado de las Empresas Distribuidoras de Energía, con atención a la Dirección de Gestión Humana de Edesur, donde renuncia a la compensación de RD$60,000 por combustible.

Esperamos que esto pueda responder sus inquietudes sobre el destino de estos fondos.

Agradecemos mucho su atención y quedamos a su orden ante cualquier otra duda o pregunta al respecto.

Nos despedimos con sentimientos de estima y consideración

María Cristina Rodríguez

Gerente de Comunicación y Medios

Edesur Dominicana

Comparto también la comunicación remitida por Milton Morrison, en fecha 19 de octubre del 2020, a la que se refiere la señora María Cristina.

La comunicación no dice otro dato relevante: el Ing. Morrison no sólo rechazó los 60,000 pesos por combustible, sino también los 250,000 pesos de representación. En perspectiva, él le está ahorrando al erario público cerca de 15 millones de pesos. Algo que me retrotrae al año 1996.

En ese entonces el PLD acababa de ganar las elecciones. Un gran pintor dominicano, amigo de Juan Bosch, le envió una carta al joven presidente electo sugiriéndole que la primera medida debería ser la de rebajarle el salario a todos los funcionarios públicos.

La respuesta apareció poco tiempo después. Y usted la sabe lector. Hizo puntualmente lo contrario.

Por ello, en el caso Morrison, estoy tratando de entonar la lírica de Manuel Alejandro, cantada por Raphael de España:

A veces llegan cartas con sabor a gloria

Llenas de esperanza

Comparte esta noticia con tus contactos.