Se alborotan las bocinas del Gobierno; muestran preocupación por la candidatura de Ramfis Trujillo

Santo Domingo.- Los comunicadores «bocinas» del Gobierno del presidente Danilo Medina, empezaron a mostrar preocupación por la candidatura del nieto del dictador Rafael Leonidas Trujillo, Ramfis Domínguez Trujillo, como es el caso del presentador de televisión Emilio Ángeles, quien dejó al país con la boca abierta al referirse de forma muy descompuesta hacia el candidato presidencial del Partido Demócrata Institucional -PDI-, durante su participación en el programa Pégate y Gana con el Pachá.

Ángeles utilizó palabras inadecuadas para referirse  a  Domínguez Trujillo, sin importar  el horario de transmisión del programa televisivo, mucho menos la posibilidad de la presencia de niños menores de edad frente al televisor.

Bajo un lenguaje vulgar y ordinario, Ángeles narró que supuestamente se había enterado de que un guardaespaldas de Ramfis comentó a una persona que le podría  dar una  paliza al presentador. Éste también  expresó que un familiar de apellido Ángeles fue muerto durante la dictadura de  Rafael Leónidas Trujillo.

Las redes sociales se han desbordado criticando la forma ofensiva en la que Emilio Ángeles  trató a Ramfis Domínguez Trujillo, donde  las expresiones hacia Emilio van desde lambón, tumbapolvo, comecheque, limpiasaco, frustrado, bocina  del gobierno. Además, las redes se han inundado de memes  donde se burlan de Emilio Ángeles.

Llama  la atención que mientras  Ángeles hasta amenazaba  a Ramfis Domínguez Trujillo,  el popular presentador de televisión Frederick Martínez, El Pachá, que es el mandamás del programa   Pégate y Gana con El Pachá, defendía  a Ramfis diciendo que éste no era  culpable de las cosas que hizo su abuelo.

Emilio Ángeles  no paraba de  insultar  y denostar, y en un momento dado expresó que no descartaba suspender la amistad que tiene con el doctor Ismael Reyes, presidente del PDI, director general de la campaña de Ramfis, extendiendo su proceder iracundo al reconocido  productor de  televisión Ángel Puello, quien es presidente del PDI en el Distrito Nacional y es uno de los principales cerebros que Ismael Reyes  tiene en la conformación del   llamado fenómeno Ramfis.

Pero   la reacción de Emilio Ángeles  obedece a un plan de acción que ejecutará el gobierno luego de Semana Santa, donde las bocinas a sueldo del poder tienen la orden de actuar de forma despiadada contra Ramfis Domínguez Trujillo y el motivo de esta trama sucia es que no veían en Ramfis un proyecto serio   hacia la presidencia de la República,   hasta que fueron sorprendidos por los acontecimientos cuando  el Partido Demócrata   Institucional, PDI,  lo seleccionó como su candidato presidencial  para las próximas elecciones, generando temores y preocupaciones debido a su imparable crecimiento, verificable en la última encuesta   Gallup, donde se  reflejó que el 42% de los  dominicanos ve con buenos ojos la candidatura presidencial de Ramfis Domínguez Trujillo, que el 46% de los dominicanos  no sabe por quién votaría  para la presidencia de la Republica Dominicana en las elecciones del 2020  y que   un 68% de la población   estaría  dispuesta a votar por una nueva figura que previamente no se hubiera presentado como candidato presidencial.

Los peledeístas, que pueden ser de todo,  menos ignorantes, saben que los anteriores  números  indican que de mantenerse esa tendencia  Ramfis será el próximo presidente de los dominicanos. Saben también los cerebros peledeístas que Ramfis Domínguez se ha convertido en el primer  fenómeno de la política dominicana que se inscribe dentro de la nueva tendencia de la política mundial, donde los votantes, cansados de los políticos tradicionales  están mirando hacia opciones frescas que rompen con lo común,   como ejemplos recientes de estos casos  tenemos a un hombre que al  igual que Ramfis tampoco tenía un partido   político que lo apoyara para ir como candidato presidencial  como es el caso del presidente francés, Emmanuel Macron.

Por otro lado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump también quebró el esquema tradicional, cuando era impensable que Trump   le ganara a la candidata presidencial que apoyaba el expresidente Obama,   o sea a Hillary  Clinton,  pero Trump era el sello  de la diferencia   y se impuso en las elecciones de la mayor potencia mundial que son los Estados Unidos.

En un escenario político dominicano donde existe un PRM cuyo candidato presidencial sería  un Luis Abinader  o un Hipólito Mejía, nombres que no despiertan  pasión ya que Hipólito fue ya  presidente  y arrastra un mal recuerdo de su gestión junto con una alta tasa de rechazo y Luis Abinader  es un político sin brillo  y sin ángel  y un defensor callado de la penetración haitiana  en nuestro país, todo eso junto con un PLD que está a punto de la división  ya que  no hay fuerza sobre la tierra que pare  el intento de reelección a la fuerza del presidente Danilo Medina, conforma un panorama augurioso para Ramfis, a lo cual se le añade la caída de la popularidad de Danilo, según la más reciente encuesta  Gallup.

Esto último debido a que la imagen del presidente ha sido afectada por el escándalo de  Odebrecht,  además, un Leonel Fernández que está a punto de formar tienda aparte del PLD y que tiene  su reputación muy lastrada con  las denuncias hechas por Quirino en la campaña pasada y por los escándalos de corrupción en que han estado envueltos sus  más cercanos colaboradores.

La anterior realidad   política  pone en alfombra de oro  la candidatura presidencial de Ramfis Domínguez Trujillo cuyo arraigo popular tiende a subir   ya que todavía  no ha desarrollado una campaña  formal a nivel nacional  por la presidencia del país, o sea, ahora es que recién se inicia la acción política  para llevar a Ramfis a la presidencia.

 

Comparte esta noticia con tus contactos.