«Rumor en el Pueblo»

Por: Edward Pérez

El Ciudadano de la frontera

Los rumores son ruidos que todos comparten… En algunos casos, un rumor puede contener valiosas informaciones, aunque se debe agregar que, la mayoría de las personas solo pueden comentarlas y no afirmarlas por temor a represalias o por la simple razón de que es la justicia quien debe actuar.

En los pueblos pequeños se rumoran grandes verdades, pero si se trata de una figura pública o un pre-candidato, este rumor se esparce como humo de una densa niebla en horas nocturnas.

Si el rumor lleva consigo oscuras acciones que pretenden hacerse públicas, es esparcido a una gran velocidad.

«Bajo el sol de este planeta nada puede ocultarse…»

En los tiempos pasados era difícil dudar de la seriedad e integridad de alguien con buena posición económica, ya sea heredada o construida por el propio esfuerzo porque el dinero otorgaba título de heraldo, caballero, conde y feudal.

Hoy día hay personas que no aguantan una auditoria visual, gente que estuvo en serios problemas económicos hace un corto tiempo, hoy son modelos económicos tan grandes que las riquezas de ellos han superado por diez a las fortunas de familias emblemáticas, quienes, a pesar de tener una trayectoria intachable, sus ingresos sólo dan para pagar préstamos y salir medio fin de semana al mes.

Más, sin embargo, estos multimillonarios sólo les ha faltado terminar de comprar el avión.

El rumor es el único medio que les otorga a quienes no tienen voces, verdades absolutas de quienes creen poder tapar el sol con un dedo…

Comparte esta noticia con tus contactos.