Roberto Fulcar dice cuestionamientos de las primarias obliga a la sociedad a poner fin a situaciones que ponen en peligro la democracia del país

Santo Domingo. – El primer vicepresidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y coordinador general de campaña de Luis Abinader, Roberto Fulcar, afirmó que los cuestionamientos emanados del proceso de primarias del pasado día 6, obliga a la sociedad dominicana a ponerle un corte a situaciones y vicios que ponen en peligro el curso democrático del país y con su carga de crispación política genera incertidumbre que afecta la economía y el sosiego social del país.

Fulcar se refirió a los reclamos de transparencia que hacen Participación Ciudadana y otros observadores del proceso, así como el precandidato Leonel Fernández, y al debate que se ventila en esa organización.

El destacado dirigente político y académico Indicó que además de las dudas levantadas por el proceso de conteo de los votos en la parte del PLD, otro problema que debe encarar la JCE junto a los partidos políticos y la sociedad es adoptar medidas drásticas y responsables frente al libertinaje que se armó con la compra de votos en los centros de votación, verificada por los dirigentes del PRM en diferentes puntos del país, con videos abundantes sobre esa irregularidad

Dijo que hubo lugares donde después de la hora de cierre de la votación, cuando se llamó a las personas que quedaban aún en filas, todavía ahí se estaban comprando cédulas, en lo que parecía un mercado persa.

Señaló que a la dirección de campaña de Luis Abinader, le preocupa ese problema, ya que no se hizo nada para evitarlo, como tampoco se hizo absolutamente nada para limitar el derroche de papeletas que hizo el candidato del gobierno en ese proceso de primarias, en situaciones previstas por la legislación electoral y por la Constitución de la República.

Indicó que, según cálculos de su equipo de campaña, el candidato del gobierno en un mes gastó solo en publicidad el tope que manda la ley y la JCE, y este organismo no hizo absolutamente nada.

Señaló que este es el mejor momento para que esas cosas puedan ser dilucidadas, discutidas, porque el PRM no va aceptar un relajo electoral en las elecciones del 2020.

Dijo que en el país hay un componente de arraigo, de cultura de fraude que no se puede ocultar y que la lucha debe ser para reducir eso al mínimo, dando el mínimo de oportunidades de que eso ocurra. Y a su juicio tiene que ser la JCE, en su rol de árbitro, que resuelva esa situación tomando medidas serias.

Hay campaña de Gonzalo

Citó el ejemplo de que en este momento no corresponde que haya publicidad de candidatos en los medios informativos y sin embargo, cuando el televidente enciende la televisión puede darse cuenta de que sigue una campaña profusa del candidato presidencial del gobierno promoviendo su candidatura y la JCE no ha dicho absolutamente nada.

Señaló que no se ha abierto la campaña electoral y ahí está la violación, ya que no corresponde en este momento colocar en los medios publicidad política, porque de eso permitirse, entonces la JCE debe informarlo para que otros también lo hagan, para que no haya ventaja política en la lucha electoral.

Respecto a las primarias señaló que el PRM, además de sus delegados en las mesas electorales, tenía representantes en todo el territorio nacional que daban seguimiento a lo que acontecía en cada una de ellas. Esos representantes eran llamados reporteros y no porque fueran periodistas o comunicadores, sino porque tenían como única misión observar, anotar y referir a la dirección electoral del proyecto presidencial los acontecimientos que ocurrían en esas mesas electorales.

El equipo electoral del partido se encuentra en estos momentos haciendo un resumen y un inventario de todo lo ocurrido, de lo cual se va a derivar mejoras que debe hacer autocríticamente el equipo político, mejoras que van ser recomendadas a la dirección del PRM para que las aplique, y también un paquete de reclamos y propuestas para la JCE, tendentes a mejorar y cualificar el proceso electoral.

Dijo que el proyecto Luis Abinader presidente tuvo ojos en todas las mesas electorales que operaron en todo el territorio nacional, porque siempre vieron este proceso de primarias como un ensayo para el 2020 y necesitaban aprender de él y también recoger e inventariar riesgos, problemas, debilidades de la campaña y del partido, pero especialmente de la institucionalidad.

Indicó que la dirigencia de su partido sabe que están luchando contra un monstruo herido, contra un modelo que ya se va y en este momento de despedida de ese monstruo herido y de ese modelo lanzará patadas en todas las direccione. Dijo que es necesario preservar la institucionalidad democrática del país, garantizar que fluya la voluntad popular sin ningún reparo, garantizar que pueda expresarse la opinión de la gente a través del voto, que probablemente es uno de los pocos momentos que tiene el ciudadano para ejercer su poder de poner y quitar gobernantes y funcionarios.

Comparte esta noticia con tus contactos.