Revelan que parálisis cerebral hace más propensos a los pacientes respecto a otras enfermedades

Santo Domingo.- Revelan que las personas a quienes se les diagnostica una parálisis cerebral cuando niños tienen predisposición para presentar otras complicaciones de salud en su vida de adultos, según lo explicó el neurólogo Silié Ruiz.“Una vez dañado el cerebro, la persona está más propensa a la depresión, convulsiones epilépticas, infartos cerebrales, entre otras afecciones”, dijo.

Mediante una entrevista en su consultorio del Centro Médico Otorrino, el doctor Silié explicó que debido a que estas personas llevan un estilo de vida sedentario presentan otras enfermedades en su vida de adultos propia de esa falta de movimiento del cuerpo.

De acuerdo con el especialista, este padecimiento no tiene tratamiento. Tratan de estimular la mayor parte del cerebro que se pueda salvar, para esto les dan terapia psicológica y fisioterapia para que puedan utilizar las manos y mover un poco las piernas. Destacó que con los ejercicios físicos pueden lograr que la persona se ponga de pie, que utilice sus brazos para trabajar, pero siempre dependiendo de un aparato para moverse.

Dijo que si la parálisis viene acompañada de otra complicación como epilepsia, se trata esta segunda para controlarla.

Para determinar si un niño padece de parálisis, explicó el doctor, se practica un examen físico para determinar la debilidad de la pierna, atrofia muscular y la electromiografía. También se realiza estudio de tomografía y resonancia, para valorar si el daño está en la parte frontal del cerebro, donde se desarrolla la motricidad.

Dijo que a nivel internacional 2 de cada mil niños padecen esta enfermedad, la cual es más frecuente en niños y suele diagnosticarse a temprana edad, en apenas meses de nacido.

La parálisis cerebral se genera durante el embarazo de la madre. El doctor Silié explicó que todas las condiciones que agregan esta etapa de la mujer, puede causar una hemiplejía al niño. Entre las principales causas están: las infecciones, hipertensión arterial, uso de drogas, microcefalia  y hasta el maltrato físico a la madre.

Para evitar que un niño nazca con esta enfermedad, el especialista recomendó que el embarazo sea lo más saludable posible, sin estrés, no exponerse a radiaciones y seguimiento continuo del desarrollo del feto.

Comparte esta noticia con tus contactos.

Los comentarios están cerrados.