Renuncia de Leonel Fernández del PLD da un cambio radical al escenario político del país

Santo Domingo. – El escenario político de la República Dominicana cambió radicalmente este año con la renuncia del expresidente Leonel Fernández de las filas del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Es que, el hoy líder de la Fuerza del Pueblo, había sido junto al presidente Danilo Medina, las máximas figuras de la organización oficialista en los últimos 23 años.

Incluso Fernández ganó tres elecciones, encabezando la boleta del partido de la estrella amarilla, lo que lo había colocado como el mayor “símbolo” del partido fundado por el profesor Juan Bosch en el año 1973 y que el pasado 15 de diciembre cumplió sus 46 años de existencia.

A pesar de los argumentos jurídicos y electorales pendientes de decisión en los tribunales correspondientes y en la Junta Central Electoral (JCE), sobre si Fernández puede o no ser candidato, su incursión entre los aspirantes ha cerrado más la lucha por la Presidencia de la República y la posibilidad de que el ganador se decida en una segunda vuelta electoral, en el mes de junio próximo.

La separación de Leonel Fernández del PLD y la conformación de su propia organización, además, ha abierto otro abanico de candidaturas tanto para las elecciones congresuales del 20 de mayo del 2020, como de las municipales de febrero próximo.

Fernández renunció del PLD, y con él, una importante cantidad de miembros del Comité Político y una proporción importante de integrantes del Comité Central, junto a dirigentes medios y de base, tras manifestar su inconformidad con los resultados de las elecciones primarias y abiertas que celebró el partido morado, donde resultó ganador el hoy candidato presidencial, Gonzalo Castillo.

El nuevo partido de Leonel Fernández ha realizado alianzas electorales con el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) para llevarlo en su boleta, y también con el Partido Revolucionario Moderno (PRM), para alianzas congresuales y municipales.

Otras organizaciones, agrupadas en Juntos Podemos y la Alianza Electoral (GANAR), también han hecho alianzas con la Fuerza del Pueblo, poniendo en el debate a una agrupación recién constituida, a la cual diversos sectores dan reales posibilidades de triunfo en las próximas elecciones.

Antes de este hecho, el panorama electoral estaba prácticamente dividido en dos bloques, el encabezado por el PLD, y el segundo por el opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM).

A partir de esa renuncia, al menos para el nivel presidencial, la participación de la Fuerza del Pueblo, con Fernández como candidato, reconfiguró el panorama político y plantea la posibilidad de una segunda vuelta para definir la presidencia.

El sistema de segunda vuelta para ganar la presidencia fue introducido en el país con la reforma constitucional de 1994, pero hasta ahora ese escenario solo se ha producido en 1996, cuando Fernández y el PLD ganaron por primera vez la Presidencia.

Hasta el 1994, en el país había tres fuerzas políticas, con el PLD como partido emergente, pero no fue hasta ese año que ocupar ese lugar resultó de vital importancia para definir quién gana la primera magistratura del Estado.

En el 1986, el Partido Reformista Social Cristiano obtuvo una votación equivalente al 14%; Jacobo Majluta por el PRD, 39% y el PLD con Juan Bosch como candidato presidencial, 18%.

Si hubiese existido el sistema de segunda vuelta, el PLD hubiese decidido quién gana las elecciones.

Otro ejemplo fue en el 1994, que el PLD logró una votación de 13%, el PRD el 41% y el PRSC el 43%, de nuevo el PLD hubiese decidido el ganador de las elecciones en una segunda vuelta.

15 años de bipartidismo

Es a partir del 2004 es cuando en el país prácticamente se quedan dos grandes partidos, con la disminución progresiva del PRSC, que sacó 24% en el 2000; 12% en el 2004 y 8% en el 2008.

Las elecciones del 2000 fueron ganadas en primera vuelta por el Partido Revolucionario Dominicano con Hipólito Mejía de candidato y luego el PLD ha logrado triunfos por encima del 50% en todas las elecciones, cuatro de ellas en el nivel presidencial, sin tener que recurrir a la segunda vuelta.

ALTAS CORTES

Definiciones

Las denominadas altas cortes despiden el año 2019 con un cúmulo de expedientes sometidos por aspirantes de distintos partidos que consideran vulnerados sus derechos.

La mayoría de estos reclamos corresponden a regidores, alcaldes y vicealcaldes de diferentes puntos del país.

De las altas cortes también se esperan disposiciones relacionadas con la candidatura del doctor Leonel Fernández, que pretende ser impedida por la dirigencia de su antiguo partido, el PLD.

 

Comparte esta noticia con tus contactos.