Remolacha fruta milagrosa para combatir cálculos renales  

Santo Domingo.- Remolacha o betabel, y es una fruta milagrosa al momento de combatir los cálculos renales ya que Posee propiedades depurativas de gran valor que  estimulan las funciones hepática, intestinal y renal, agilizando la expulsión de toxinas y desechos.

Además, un alimento muy saludable es energética muy aconsejada en casos de anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia debido a su alto contenido en hierro, también nos aporta vitaminas C y B, potasio y carotenos.

La remolacha re puede comer en ensaladas (tanto las hojas como la ráiz) o cocida, pero mantiene mejor las propiedades cuando está cruda, si la cueces, hazlo con la piel y se la quitas después. Se desaconseja comprarla envasada pues entonces habrá perdido gran parte de sus propiedades nutricionales y lleva muchos “ingredientes” adicionales que no se llevan bien con nuestra salud.

Beneficios:

Las hojas (cuello) de la remolacha son una fuente excelente de vitamina A y las raíces (remolachas) son una buena fuente de vitamina C.

Las remolachas son particularmente ricas en folato. Se ha encontrado que el folato previenen defectos de nacimiento del tubo neural (nervioso) y ayudan contra enfermedades cardíacas y anemia.

Las remolachas también tienen alto contenido de fibra, soluble e insoluble. La fibra insoluble ayuda a mantener su tracto intestinal trabajando bien, mientras que la fibra soluble mantiene sus niveles de azúcar en la sangre y colesterol controlados.

La remolacha es un alimento de moderado contenido calórico, ya que tras el agua, los hidratos de carbono son el componente más abundante, lo que hace que ésta sea una de las hortalizas más ricas en azúcares.

Es laxante por lo que combate el estreñimiento y las molestas hemorroides. También es un buen remedio para mejorar la función hepática y para las infecciones en la vejiga urinaria.

Posee folatos que intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos en el sistema inmunológico. La remolacha es apropiada en la dieta de la embarazada gracias a su contenido en folatos que asegura el correcto desarrollo del tubo neural del feto, sobre todo en las primeras semanas de gestación. Su deficiencia provoca en el futuro bebé enfermedades como la espina bífida o la anencefalia. Los requerimientos de folatos son superiores también en los niños. Por eso, incluirlas en su alimentación habitual es vital para prevenir deficiencias.

Son beneficiosas en caso de hipertensión, hiperuricemia y gota, cálculos renales (salvo de oxalato de calcio), retención de líquidos y oliguria. Con el aumento de la producción de orina se eliminan, además de líquidos, sustancias de desecho disueltas en ella como ácido úrico, urea, etc.

 

Comparte esta noticia con tus contactos.

Los comentarios están cerrados.