Quiebra el gigante de viajes británico Thomas Cook quiebra y deja a 600.000 turistas varados  en todo el mundo

EE.UU.- El turoperador británico Thomas Cook, el segundo mayor del mundo y el más antiguo, se declaró este lunes en quiebra tras fracasar las negociaciones de emergencia que durante el fin de semana llevaba a cabo con su principal accionista, el grupo inversor chino Fosun, y sus acreedores para una inyección de capital que le permitiese seguir operando.

El acuerdo no llegó, con lo que el turoperador, que emplea a 22.000 personas —9.000 en el Reino Unido—, se vio obligado a pedir la “liquidación obligatoria” y la Autoridad británica de Aviación Civil (CAA) informaba de que Thomas Cook «ha cesado todas sus operaciones con efecto inmediato», dejando a 600.000 clientes en distintos destinos de todo el mundo, según Reuters.

De ellos, 150.000 son británicos —cerca de 70.000 en España—, por lo que el Gobierno británico puso en marcha una gran operación de repatriación —la mayor desde la segunda Guerra Mundial— para traer de vuelta a los clientes con vuelos hacia Reino Unido.

Comparte esta noticia con tus contactos.