¿Por qué cortar las alas a un águila imperial?

Por: Pedro René Almonte Mejía

Se dice demasiado acerca de la altura de vuelo de las águilas, y ciertamente vuelan muy alto. Según datos científicos las águilas pueden llegar a volar hasta los 7,000 metros de altura; dichas aves pudieran en algunas ocasiones hasta chocar con aviones y demás medios de transporte aéreo. En el caso del águila imperial, es una especie endémica de la península ibérica (España y Portugal) y sus hábitats principales se encuentran en las zonas de montaña en el Suroeste de España. El águila imperial habita en zonas de difícil acceso y de gran altura para poder sobrevivir, ya que es una especie amenazada y su estado de conservación se puede considerar de alta vulnerabilidad. El águila imperial tiene una envergadura alar de hasta 2.5 metros, esto es la medida entre ala y ala cuando las abre, razón por la cual pueden llegar a volar tan alto. Evidentemente un águila no es un ave de ala corta, pero si le cortan las alas… ¿Cómo puede volar? El águila imperial se alimenta básicamente de conejos, liebres, palomas, aves de poco tamaño, y en menor proporción de carroña, pero nunca el águila imperial se ha comido a un león…

De modo que, Margarita Cedeño a nuestro parecer es un águila imperial con alas grandes, capaz de volar muy alto, de hecho, las águilas hembras son de mayor tamaño y vuelan más alto que los machos, pero si caen en las garras de un león hasta ahí llegaron… ¿Por qué cortar las alas de un águila?  ¿Por qué si la vice es más popular que su esposo, le cortaron las alas? ¿Por qué insistir en un imposible? Nadie con una tasa de rechazo por encima del 37% ha podido llegar a la presidencia de la República; sólo en el imaginario de aquellos que alguna vez administraban la “cosa pública” ¡y de qué manera!, puede pensarse que el esposo de la política más popular de este país puede volver otra vez. El pasado reciente que vivimos en carne propia los dominicanos, estoy seguro que nunca más quisiéramos volver a repetirlo.

Por consiguiente, tronchar el vuelo de un águila imperial nunca será buena idea y más si es hembra; sólo hay que ver en cada hogar dominicano lo que es capaz de hacer una mujer. Una mujer lo hace todo, una sociedad sin mujeres es poco menos que un camino sin dirección ni sentido, es un gran sin sentido cerrarles el paso a las mujeres, ¡oh señor Fernández!… ¿no han sido las mujeres que le han dado sus tres triunfos electorales? Las mujeres son capaces de lograr todo lo que se propongan, y en política también. Por ejemplo, ayer cayó en mis manos un artículo de ciclismo, donde una joven alemana de 24 años, Fiona Kolbinger, ganó la carrera transcontinental europea de más de 4,000 kms, que comenzó en Bulgaria y terminó en la costa atlántica de Francia; pues Fiona la ganó por encima de todos los hombres que estaban participando.

De modo que, no hay nada que una mujer se proponga que no lo pueda lograr, espero que al menos doña Maritza pueda jugar un papel preponderante.

Finalmente, decir que la mezquindad, el ego y la ambición desmedida de poder nunca tendrán un puerto seguro donde embarcar en la tierra de Duarte, Sánchez y Mella, por encima de cualquier cosa los dominicanos defenderemos nuestra patria del mal.

¡Venceremos cuando llegue el verano!

Comparte esta noticia con tus contactos.