Ministro de Energía y Mina Antonio Isa Conde dice apoyará en el PLD al candidato que tenga los “timbales” de hacer las cosas distintas

SANTO DOMINGO. – El ministro de Energía y Minas, Antonio Isa Conde, afirmó que en el proceso electoral dará su apoyo, dentro del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), “a quien tenga los timbales” de hacer las cosas distintas, de enfrentar a la claque, “a los dioses de las prácticas clientelares en las instituciones políticas”.

El funcionario lamentó que la influencia de “la clientela” haya impedido la realización de la reforma fiscal o la puesta en ejecución del Pacto Eléctrico, frenado “por la politiquería”, aunque se hacen esfuerzos por implementarlo en la práctica en las entidades del sector eléctrico en base a los compromisos asumidos.

Isa Conde reprendió el comportamiento de “agentes partidarios en las redes sociales, quienes con su lenguaje conflictivo podrían crear la percepción ante las agencias calificadoras de riesgo de que en la República Dominicana hay una crisis política”.

Advirtió que una degradación de la calificación de riesgo tendría un costo alto para el país, especialmente por el lado de la deuda, que se haría mucho más costosa.

“La vulgaridad, la falta de respeto en las redes sociales denigra la actividad política y empaña la labor de políticos y de funcionarios buenos”, advirtió.

“Los políticos que están en esta tarea no se dan cuenta del daño que pueden hacer al país”, subrayó.

Isa Conde, ministro de Energía y Minas, también deploró las raíces que sigue echando el clientelismo en el país dentro y fuera de los partidos políticos, del gobierno y hasta del sector privado, impidiendo las grandes reformas pendientes que tiene el país. “El clientelismo se ha desbordado”.

Desde su punto de vista, el clientelismo ha cobrado tanto cuerpo que con frecuencia intenta romper el blindaje de los procesos de compras gubernamentales para asaltarlos.

Comentó que “los tiburones siempre están al asecho para saltar por encima” y actúan desde empresas suplidoras constituidas para esos fines desde hace tiempo, que se adaptan a cada circunstancia y cambian de color a su conveniencia y que operan a pesar de los esfuerzos que hace el Gobierno por hacer transparente el proceso de compras públicas.

 

 

Comparte esta noticia con tus contactos.