Llega a RD el rey del regueton, «the big boss» Daddy Yankee

Santo Domingo.- Respetado por la vieja escuela y seguido por las nuevas generaciones, Daddy Yankee se ha ganado el título de ‘el rey del reguetón’.

Un rosario de éxitos es el testimonio de una carrera que ha evolucionado junto con el artista. Los años de ‘tiradera’ y de letras muy subidas de tono quedaron en el pasado, en la actualidad es el dueño de un ritmo contagioso que obliga a todos a bailar.

Sin avergonzarse de sus inicios, en numerosas ocasiones ha dado testimonio de su lucha por colocar el género en el gusto popular y lograr salir del barrio. Meta que consiguió al punto de protagonizar presentaciones en las tarimas más importantes del mundo.

Es imposible olvidarse de “La gasolina”, hit incluido dentro de su producción Barrio Fino, que le dio la vuelta al mundo, convirtiéndose en un tema emblemático para su carrera y todo el género. Con los años vinieron otros éxitos, pero más que en pegar canciones, en lo que realmente es experto el ‘Big Boss’ es en mantenerse actualizado. Con una habilidad impresionante para medir el gusto popular, durante casi tres décadas ha sabido conectar con la juventud usando un timing único para pasearse por diversos ritmos como el rap, merengue, pop y dance.

Su capacidad para diversificarse y colaborar con artistas de diferentes géneros le ha permitido conectar con grandes audiencias, las cuales ahora consumen su música sin el desprestigio que antes significaba confesarse fanático de un cantante de reguetón.

Yankee es el segundo artista más escuchado a nivel global en Spotify, en la lista de Hot Latin Songs ha colocado más de 50 temas en los primeros lugares y en la cartelera de la revista Billboard es el artista urbano con más temas. En este año ha rodado por todo el mundo al ritmo de “Despacito”, tema compuesto junto a Luis Fonsi, pero que definitivamente es el sello del ‘cangri’ que le hace todavía más pegajoso.

Con el éxito del tema vino la controversia. Una supuesta confrontación con Fonsi por la campaña de turismo de Puerto Rico casi empaña el momento, pero todo esto parece que quedó olvidado tras el paso del huracán María. El fenómeno que arrasó la isla sacó del artista su lado más humano, obligándolo a hacer una pausa en su gira mundial “Tamo en vivo”, que lo llevó por toda Europa para sacar la cabeza por su patria y ayudar a su gente a levantarse.

Hoy, en el esperado reencuentro con los dominicanos, llega acompañado de otros exponentes del género, fiel a su estilo de promover la unidad. El Estadio Olímpico, al parecer le tocará nueva vez, caerá a los pies de este artista que cuenta con una discografía envidiable, el respeto de sus compañeros y el cariño del público. Definitivamente Ramón Ayala vive el mejor momento de su carrera.

Comparte esta noticia con tus contactos.