La Diáspora Dominicana,  podría decidir elecciones en primera vuelta  a favor de Luis Abinader.

Por: Norberto Martínez

El trabajo tesonero y encomiable que ha realizado la dirigencia del Partido Revolucionario Moderno PRM y fuerzas aliadas en la diáspora, han convertido y posicionado al líder de la oposición Luis Abinader en un candidato imbatible.

En todas las investigaciones de mercados (encuestas), los sitúan 80% a 20% y en el peor de los escenarios 70% a 30%, números muy cómodos y ventajosos que podrían otorgarle el triunfo en la primera vuelta.

De ahí la preocupación del oficialismo, en vista que su candidato no ha podido exceder la barrera del 10% de la intención del voto, y desafortunadamente para su proyecto, cuando los dirigentes peledeistas en las pocas ocasiones que han intentado a hacer proselitismo político en la diáspora, han sido abucheados y les han vociferado epítetos e improperios despectivos en repudio y rechazo total a las pretensiones presidenciales de Gonzalo Castillo.

Debido a esa circunstancia se tiene la percepción de que el Gobierno quiere impedir a como de lugar las elecciones en el exterior, porque su puntuación es muy pírrica, ínfima e inconcebible, si la comparamos con otras contiendas electorales.

El voto duro de la diáspora tiene características especiales que son:

a).- Los votantes tienen medios de transporte para trasladarse a sufragar.

b).- Tienen sus principales problemas resueltos que los constituyen en insobornables.

c).- Su decisión es más patriótica que partidaria y piensan mucho en la soberanía y el sueño de retornar a su terruño, para vivir tranquilos, en un clima de paz, armonía, con un estado de derecho respetable y seguridad ciudadana, elementos que han desaparecido en la República Dominicana.

d).- La diáspora equivale en su universo de votantes a la cuarta provincia, con un padrón de inscritos de 595,879 personas.

e).- Además son muy influyentes en el electorado nacional, debido a que todo dominicano en el exterior realiza envíos de remesas en dólares y euros a familiares, amigos y relacionados.

Por las razones expuestas anteriormente, el voto de la diáspora es considerado duro, contundente y decisivo, por lo que podría sumar en un amplio margen al PRM y Luis Abinader, para ganar en primera vuelta.

Comparte esta noticia con tus contactos.