Hipólito Mejía se prepara para arrojar su ultimo escopetazo político en las primarias del próximo seis de octubre

Santo Domingo. – El 10 de noviembre del pasado año 2018 el expresidente Hipólito Mejía declaró en un acto en San José de Ocoa que el esfuerzo por alcanzar la Presidencia de la República será su “último escopetazo” en la política nacional y gane o pierda en la contienda de mayo del 2020 no estará enlistado jamás en la lucha para posteriores períodos.

Esta afirmación fue reiterada en una reciente entrevista el pasado 19 de este mes de agosto, cuando fue el invitado estelar en el programa “Decisión 2020”, en lo que parece ser una motivación superior para que el pueblo le conceda una nueva oportunidad para alcanzar la Presidencia.

En el programa de la televisora, como en su mitin de San José de Ocoa, Mejía refuerza ese criterio de la siguiente manera: “Estoy tirando mi último escopetazo. Hay que convertirse en pastor y cura para poner la cosa en orden y hacerle entender a algunos compañeros que sin unidad no hay victoria. El poder hay que saber diligenciarlo y saber buscarlo. Hay que entender que en todas las actividades de la vida hay que estar en armonía. Tenemos el deber de que comprendan que dispersos no llegamos a ningún lado”.

Pero, ¿acaso le favorece el panorama? Las encuestas realizadas desde su primera proclamación no auguran nada bueno para el expresidente 2000-2004.

Este “último escopetazo” debe primero superar la popularidad de su contrincante interno, Luis Abinader, puntero en todas las encuestas en las que se le mide a lo interno de su partido el Revolucionario Moderno (PRM).

Ya en las pasadas elecciones internas de ese partido en el año 2015, Abinader derrotó a Mejía al conseguir el 70.53 por ciento de los votos contra el 28.05% de Mejía, con lo que se convirtió en el candidato presidencial de la nueva organización.

Abinader, en una especie de compensación, consolación o negociación política, llevó como su candidata vicepresidencial a Carolina Mejía, hija de Hipólito Mejía.

Ahora, cuando se repite el mach entre ambos políticos, las encuestas mantienen la misma proporción de los resultados obtenidos por ambos en las primarias del 2015. Incluso los números han variado a favor de Abinader.

 

Comparte esta noticia con tus contactos.