Fraude electoral televisado y narrado

Por: Tito Valenzuela

El día 6 de este mes estuve muy atento al comportamiento de periodistas (a sabiendas que el 99.9 por ciento son corruptos) y medios de información de la República Dominicana (también corrompidos).

Cambiando programas de televisión me gustó la conducción de Roberto Cavada, en Telesistema canal 11, y la transmisión de Antena Latina » AN7″ (de los que mantienen cierta honestidad). Aunque estoy claro sobre el compromiso con la mentira y las noticias falsas de Telemicro, Telecentro, Digital 15 y CDN no he tenido más opción que seguir este tipo de transmisión para tener sustento de críticas. A propósito, no he visto a CNN, Univisión y otras basuras estadounidenses y venezolanas difundir noticias incitando al pueblo dominicano a derrocar en una guerra civil a Danilo Medina ni pedir una invasión de USA por el fraude electoral del Gobierno contra Leonel Fernández. No, a estos mediocres solo les interesa el socialismo venezolano.

Me mantuve con la transmisión especial que ofreció Alicia Ortega porque daba los nombres de los precandidatos a nivel nacional a quien acompañaron Ricardo Nieves famoso por honesto, aunque muy criticado por ser empleado del periodista Miguel Medina del equipo de prensa del Gonzalo Castillo.

El panel de SIN estuvo compuesto por la politóloga Rosario Espinal y el economista Bernardo Vega. Espinal es hermana de Flavio Darío Espinal, consultor jurídico del presidente Danilo Medina y Bernardo Vega publicó una encuesta cuyos resultados flutuaron entre el 46 por ciento de las preferencias tanto para Leonel Fernández como para Gonzalo Castillo.

Cuando la JCE dió la rueda de prensa para anunciar el cierre del proceso de votación a nivel nacional escuché al presidente de esa entidad decir que en los colegios electorales donde las filas fueran de muchas personas y estuvieran dentro de los recintos se debía permitir que votara hasta la última persona. Castaños Guzmán estuvo desesperado y presionado para iniciar la publicación de los supuestos resultados a eso de las 4:40 de la tarde aún con miles de dominicanos votando.

Al concluir la rueda de prensa la JCE comenzó a enviar los resultados del conteo electrónico de los votos a los medios de información y de inmediato Gonzalo Castillo se colocó a más de tres puntos por encima de Leonel Fernández. Eso no me dio buena espina pues recordé que igual ocurrió en las elecciones presidenciales del 2016. Supuse que era un truco para después subir a Leonel y al final bajarlo.

En la transmisión especial de Alicia escuché a la politóloga Rosario Espinal (con notable sonrisa de satisfacción) decir que si esa tendencia se mantenía hasta llegar al 50 por ciento de computados los colegios electorales esa tendencia se mantendría hasta el final. Sospeché que Rosario Espinal preparaba al pueblo.

Entonces tocó el turno a Bernado Vega quien afirmó que ese porciento era similar al resultado de su encuesta a lo cual Alicia asintió el trabajo de Bernardo Vega asegurando que esa encuesta realizada para el Grupo SIN era la única donde Leonel y Gonzalo obtenían entre el 46 por ciento de intención del voto. Al igual que Rosario Espinal el economista Vega dijo que cuando se llegara al 50 por ciento de los colegios electorales computados esa tendencia no variaría por el resto del proceso electoral (en ese momento los números favorecían Gonzalo)

Por la forma de expresarse imaginé que estarían acomodando el triunfo de Gonzalo y por eso continúe con la transmisión de Alicia a través de Color Visión, canal 9. Más adelante cuando Leonel comenzó a aventajar a Gonzalo entonces Rosario Espinal y Bernardo Vega cambiaron de parecer o de «estrategia mediática» expresando que esa tendencia no era definitiva porque faltaban muchos colegios electorales por computar en las provincias San Juan, Barahona, San Cristóbal y Santo Domingo. Enfatizaron mucho sobre esas provincias y los votos que faltaban por contar. Rosario Espinal y Bernardo Vega olvidaron que habían dicho que cuando estuviera computado el 50 por ciento de los colegios electorales la tendencia no cambiaría a favor del candidato de más votación. (Lo dijeron cuando los números favorecían a Gonzalo)

Alicia Ortega dijo, de manera reiterativa, que San Juan era la provincia de Danilo Medina, que Barahona era la tierra de Gonzalo Castillo, y que en esas demarcaciones faltaba más de la mitad de los colegios electorales por computar. Pensé en ese momento que Alicia quería dar a entender que la tendencia a favor de Leonel podría cambiar cuando se computaran los votos de las provincias Santo Domingo, San Cristóbal, San Juan y Barahona.

Por igual, Rosario Espinal insistía que en la provincia Santo Domingo faltaban muchos, muchos votos. Las palabras de Espinal me sujerían que Gonzalo podría aumentar nueva vez y Leonel bajar.

Y así fue, parece que ellas sabían que eso sucedería y de un momento a otro los resultados computados comenzaron a cambiar a favor de Gonzalo. Alicia narraba todo con gran agilidad como si se tratara de un show. (Por eso deseo que los dominicanos busquen ese programa, lo observen y escuchen con atención)

A eso de las 6:30 de la noche los números a favor de Gonzalo subían rápidamente y los de Leonel bajaban tal como habían sugerido Rosario Espinal y Bernardo Vega. En un momento Leonel subió algo, pero Gonzalo era imparable y de más de 35 mil votos de ventaja que tenía Leonel bajó hasta que Gonzalo empató y le pasó en poco tiempo, todo narrado por Alicia. Inclusive, la periodista narra cuando Gonzalo le pasó con seis votos a Leonel e indicó que esa subida podría ser producto de los votos de San Juan o de Barahona. (Alicia es un genio a parte del narcisismo que exhibe en sus anuncios)

Después que Gonzalo se coloca por encima de Leonel entonces el proceso volvió a tornarse normal y la tendencia se mantuvo sin muchas subidas ni bajadas. En poco tiempo Gonzalo sobrepasaba a Leonel con unos 15 mil votos y la tendencia se mantuvo en alza a favor del candidato danilista.

No sé por qué, pero me siento estafado por el Gobierno, la JCE y comunicadores que se habrían prestado al juego malicioso de un fraude electoral. Solo aspiro que Leonel Fernández nunca olvide a esos presuntos periodistas y que el pueblo recuerde el rostro de los actuales jueces de la JCE. Además, que se den a conocer nombres y rostros de los delincuentes que mediante un algoritmo estafaron a la democracia de la República Dominicana.

 

 

Comparte esta noticia con tus contactos.