Expelotero dominicano Mariano Duncan: «Mi héroe fue César Cedeño, quería ser como él»

Santo Domingo. – El ex-pelotero dominicano Mariano Duncan manifestó en una entrevista hecha por los panelistas Billy Berroa Jr., Adán Soriano y Luis Isaac Rosario en el programa Panel Deportivo, que se transmite de lunes a viernes, de 9 a 10 PM por el canal Hilando Fino TV, que una de sus inspiraciones para jugar el béisbol fue su colega y compatriota César Cedeño.

«César Cedeño fue mi inspiración, ya que lo vi jugar y quería ser como él, y en mi adolescencia iba al estadio Tetelo Vargas en San Pedro de Macorís para verlo jugar, inclusive fue mi compañero de equipo con los Dodgers en 1986», dijo el ex-jugador.

Al ser cuestionado por su debut en las Grandes Ligas con los Dodgers de Los Ángeles, indicó que fue llamado en 1985 para reemplazar al intermedista titular de ese entonces, Steve Sax, quien se había lesionado.

Duncan debutó en las Grandes Ligas el 9 de abril de 1985 con la franquicia californiana, que enfrentó en ese momento a los Astros de Houston, y a su principal as de rotación de ese entonces, «El Expreso» Nolan Ryan.

«En los primeros 3 turnos que tuve contra Ryan me ponchó, pero fue un momento que nunca olvidaré», expresó Duncan.

Recordar que Duncan jugó durante 12 temporadas en las Grandes Ligas con los Dodgers de Los Ángeles, Rojos de Cincinnati, Phillies de Philadelphia, Yankees de Nueva York y Azulejos de Toronto, con promedio de .267, con 1,247 hits, 233 dobles, 37 triples, 87 jonrones, 491 carreras impulsadas y 174 bases robadas, además de participar en el Juego de Estrellas de 1994, y ganar la Serie Mundial de 1990 con los Rojos y la de 1996 con los Mulos del Bronx.

Su experiencia con los Phillies

Al comentar sobre sus temporadas con los Phillies de Philadelphia, Duncan dijo que fue tratado con respeto, al mismo tiempo de que siempre hacían todo en equipo.

También indicó que la Serie Mundial de 1993 entre los Phillies y los Azulejos de Toronto se la disfrutó bastante, a pesar de que perdieron la misma ante el equipo canadiense, luego de que en esa temporada Philadelphia tuvo foja de 97 victorias y 65 derrotas, y ganando la división Este de la Liga Nacional y la Serie de Campeonato de dicha liga ante una poderosa escuadra presentada por los Bravos de Atlanta.

Cabe destacar que en esa temporada, Duncan bateó para .282, con 140 hits, 68 anotadas, 26 dobles, 4 triples, 11 cuadrangulares, 73 vueltas remolcadas y 6 bases robadas.

Sobre su participación en la Serie Mundial de 1996

En cuanto a su involucramiento con los Yankees en la Serie Mundial de 1996, comenta Duncan que el dirigente de ese entonces, el experimentado Joe Torre, le pidió que fuera líder en el cubhouse de los neoyorquinos.

«Aunque perdimos los 2 primeros juegos ante Atlanta, pudimos venir de atrás y ganarle 4 juegos seguidos para ser los campeones», indicó.

En esa temporada, Duncan tuvo promedio de .340, con 136 hits, 62 anotadas, 34 dobles, 3 triples, 8 vuelacercas y 56 carreras empujadas.

Dijo sentirse indignado en ese entonces porque al año siguiente, el fenecido propietario de los Yankees, George Steinbrenner, le dijo que ya no era importante para el equipo.

«Si no soy importante en el equipo, cambiame, y considero que ese fue el error más grande que cometí como pelotero al discutir agriamente con un propietario de una franquicia, y eso me desconcertó».

Sobre su amigo y compatriota Tony (Cabeza) Fernández

Al preguntarsele sobre su colega, amigo y compatriota, el fenecido Tony Fernández, manifestó que tuvieron una amistad desde los 8 años de edad, a pesar de que siempre jugaban en contra.

«Fuimos compañeros con los Tigres del Licey, y recuerdo que Tony, desde los 18 años, entregó su vida al Señor».

Con lagrimas en sus ojos, al recordar los últimos momentos de su vida, dice que compartió con él hasta el día de su muerte; recordar que Tony (Cabeza) Fernández falleció el 16 de febrero del año en curso debido a problemas renales a los 57 años de edad.

 

Comparte esta noticia con tus contactos.