El nuevo buey

Por: Eusebio Rivera Almódovar

Es conveniente que los actuales apologistas de las alianzas exitosas “de maco y cacata” recuerden que, en la mayoría de ellas, los resultados para el pueblo, a mediano y largo plazo, no han sido tan halagadores como el éxito electoral que consiguieron. Me refiero y les remito a los hechos históricos de las últimas cinco décadas en nuestro país.

Casi se cuela el expresidente Leonel Fernández como candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ayudado por los votos de rechazo al continuismo, la corrupción e impunidad representados por su oponente, y el sutil apoyo del Partido Revolucionario Moderno (PRM), creyendo que él sería un candidato más débil porque su gobierno no lo apoyaría, olvidando que el partido no se suicidaría con él.

Continúo creyendo que el PRM representa la única esperanza de producir un cambio de gobierno y usando el privilegio que el HOY me concede, quiero decirle a Luis Abinader algo que, tal vez, sus colaboradores no se atreven a comunicarle: El original Partido Revolucionario Dominicano (PRD), el de Juan Bosch, se denominó “El buey que más jala”; desapareció y dejó hijos y nietos como el PRM que ahora él encabeza por lo cual debe dejar de parecer el Amemael (amemao) bautizado por uno de sus compañeros favoritos; tiene que no aparentar ser una “tayota” que compite en estupideces con el candidato gubernamental y entender que, si Leonel le ofrece un regalo, estará envenenado por su inquina contra el presidente Medina y recordar que Juan Bosch defendía su buey frente a todo lo que pudiera debilitarlo y ahora, más que nunca, ese nieto tiene que estar libre de narigón y garrapatas.

Comparte esta noticia con tus contactos.