El Gobierno de Danilo Medina es el principal Promotor de la Delincuencia Institucional

Por:  Rey Díaz

En la República Dominicana los criminales andan sueltos. Esos criminales portan uniformes adscriptos a los cuerpos que deben velar por el fiel cumplimiento de las leyes y la constitución. Pero al contrario de lo que se espera de ellos, y ellas, estos criminales usan las instituciones para beneficio personal.

En la pirámide de mando, desde la cabeza hasta los pies, el sistema está podrido. Decimos esto porque el presidente Danilo Medina, no reacciona ante la barbarie que reina en la Policía Nacional, el DECRIM, la DEA, la Agencia Antinarcótico y cualquier otra institución que deba velar por reducir la alta tasa de criminalidad que impera a lo largo y ancho del territorio nacional.

Los agentes que representan la justicia están cundidos de mercenarios que usan su posición para delinquir de la manera mal vil. Implantan drogas en motoristas, a los jóvenes los obligan a traficar y vender drogas, a otros los emplean para colocar drogas a personas decentes, para luego apresar a supuestos traficantes, que en verdad son personas honestas, quienes se ganan su vida con el sudor de su frente.

Esta ha sido una formula usada desde los tiempos de Balaguer. Es decir, falsamente colocaban a jóvenes detenidos por la policía nacional un revolver, o una granada de mano, para acusarlo y someterlos a la acción de la justicia. Hoy en día, sin embargo, cambiaron de metodología y usan las drogas para acusar y extorsionar a los ciudadanos decentes. En las cárceles de todo el país existen miles de jóvenes guardando prisión, a quienes los agentes de esas instituciones le han colocado drogas para luego apresarlos y someterlos a la acción de la justicia.

A esto se prestan los fiscales, los jueces, la policía y las diversas agencias que trabajan para controlar el narcotráfico. Es una epidemia de males sociales que reina en el país. A diferentes niveles, estás organizaciones están repletas de funcionarios con un prontuario delincuencial más largo, y criminal que muchos de los que guardan prisión en las cárceles del país.

Todo esto obedece a una organización mafiosa que busca extorsionar a los jóvenes, a sus familiares, o amenazándolos para que estos se conviertan en narcotraficantes al servicio de esos criminales que operan dentro de esas instituciones.

No existe un vocabulario decente apropiado para condenar estas lacras sociales del gobierno Peledeísta.

Hemos llegado a extremos nunca antes visto, ni vivido en la sociedad dominicana. La nación necesita urgentemente un relevo en el gobierno, así como también en todas las instituciones que forman las cortes de la justicia dominicana. Perdóname por el vocabulario que voy a usar, pero esto se jodió.

El país no resiste, ni tolera ya más ni si quiera el año que le queda por gobernar al PLD. No se puede tolerar más ningún gobierno que provenga de los delincuentes que forman parte del Comité Político Central del Partido de la Liberación Dominicana.

Y mientras más quieran perdurar en el poder, aún más grande será su derrota y caída. Tenemos, que parar esta avalancha de males sociales que ha impuesto el partido morado, que de “come solos”

pasaron a ser los “criminales solos”. La dictadura criminal de Danilo Medina debe ser sepultada, así como todos los que quieren rehabilitar al presidente para el 2024, de una vez y para siempre debemos salir de los traidores de la patria.

Comparte esta noticia con tus contactos.