El Día Mundial contra el Trabajo Infantil es celebrado cada 12 de junio

SANTO DOMINGO. –Con el objetivo de atraer la atención hacia el gran número de niños que trabajan en el mundo y resaltar los esfuerzos para erradicar el trabajo infantil, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) instituyó en 2002 el Día mundial contra el trabajo infantil.

La explotación infantil o también llamado «esclavitud infantil» es la utilización, para fines económicos familiares o de otra índole, de menores de edad por parte de adultos, afectando con ello el desarrollo personal y emocional de los menores y el disfrute de sus derechos.

Gobiernos, empresas, ciudadanos, miembros de la sociedad civil y organizaciones de trabajadores se unen en la lucha contra el trabajo infantil cada 12 de junio.

El trabajo infantil es aquel que priva a los niños de su infancia, de su dignidad y les impide explotar su potencial, al mismo tiempo que afecta a su escolarización, a su estado de salud y a su desarrollo físico y mental. En los casos más extremos, involucra la esclavitud, la prostitución o la pornografía y otras tareas que ponen en peligro la salud del niño. Otros trabajos no se incluyen dentro de lo que se considera trabajo infantil, como ayudar a los padres, colaborar en el negocio familiar o ganar algún dinero en su tiempo libre o durante las vacaciones.

Desde el 2002, cada año se destaca un tema específico para darlo a conocer y realizar acciones específicas para combatir el trabajo infantil. En el 2013, fue el trabajo doméstico y en el 2012, los derechos humanos y la justicia social. Este día constituye una oportunidad para que socios de la OIT y empresas brinden su apoyo, por ejemplo, a través de la financiación de asociaciones de lucha contra el trabajo infantil.

La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño reivindica la puesta en marcha de una protección efectiva contra la explotación y el trabajo infantil.

La erradicación del trabajo infantil tiene para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) una prioridad urgente y muy importante ya que durante siglos el trabajo infantil fue aceptado y era legal mientras que actualmente, ésta y otras prioridades forman parte de la Declaración de los Derechos del Niño.

Comparte esta noticia con tus contactos.