DICTADURA y COMPLOT en la justicia dominicana…

DICTADURA Y COMPLOT EN LA JUSTICIA DOMINICANA CON EL CASO DE FERNANDO BÁEZ CONTRA EMPRESARIO CANADIENSE ANTONIO CARBONE. ¡QUE VERGÜENZA!

El empresario canadiense Antonio Carbone es víctima de una manipulación de la justicia en la Republica Dominicana con la finalidad de estafarlo y apropiarse ilegalmente de sus bienes en contubernio con las autoridades locales. El 25 de enero del 2015 fue SECUESTRADO sin una orden judicial por miembros del DNI, encabezado por el capitán de la Fuerza Aérea Dominicana, Edwin Núñez García. La orden de arresto fue emitida a las 10:51 pm. en la ciudad de Santo Domingo ya cuando el señor Antonio Carbone se encontraba bajo arresto desde las 8:17 pm., cuando fue desmontado del avión donde tomaría un vuelo hacia Canadá el cual partiría a las 9:00 pm., violando el artículo 225 del Código Procesal Penal y el Artículo 40 de la Constitución Dominicana.

Tras este SECUESTRO disfrazado de arresto, fue acusado por el Ministerio Público en la persona de Yeni Berenice Reynoso en conjunto con Isidro Vásquez Peña y Milcíades Guzmán Leonardo, quienes solicitaron ante nada más y nada menos que la controvertida magistrada Margarita Cristo Cristo (suspendida de sus funciones por actos de corrupción), una medida de coerción de un año de prisión preventiva, la cual se conoció en estado de indefensión, ya que el señor Carbone no fue asistido por un intérprete judicial que debió ser asignado por la Suprema Corte de Justicia, debido a que este no domina el idioma español, violando el artículo 18 del Código Procesal Penal y los artículos 68 y 69 de la Constitución Dominicana, que representan las garantías fundamentales del debido proceso. También violó la resolución 01/2013 de la Suprema Corte de Justicia.

Cabe destacar que el señor Carbone fue acusado de tentativa de homicidio por el señor Báez Guerrero después que alguien había roto el cristal, rociado gasolina e incendiado su vehículo marca Jaguar 1999, el 1ro de diciembre del 2014 cuando el SEÑOR CARBONE NO SE ENCONTRABA EN EL PAÍS, ya que estaba en Canadá.

Después de casi 30 reenvíos y aplazamientos por parte de sus acusadores y el Ministerio Público y luego de 23 meses SECUESTRADO, el 4 de enero del 2017 al señor Carbone le fue otorgada una variación en su medida de coerción consistente en lo siguiente: Colocación de grillete electrónico, fianza judicial (5 millones de pesos), impedimento de salida y cese de la prisión preventiva. Luego de cumplir con dichas medidas esta SENTENCIA EMITIDA POR UN TRIBUNAL nunca fue ejecutada, nueva vez este fue víctima de otro SECUESTRO por parte del Ministerio Público, representado por la magistrada Yeni Berenice Reynoso y Milcíades Guzmán Leonardo cuando se inventaron y fabricaron otro caso por el cual tiene 28 meses sin una sola revisión donde lo acusaron de ser empleado de sus propias empresas.

Otro aspecto relevante de este caso es que el 26 de agosto del 2017 el señor Antonio Carbone, fue condenado en primer grado por la Licenciada Esmirna Ortega Ventura en el Tercer Tribunal Colegiado, de una manera ILEGAL Y ARBITRARIA ya que en esta fecha dicha persona “NO ESTABA DESIGNADA NI JURAMENTADA POR LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA”, por lo que NO ERA JUEZ,  violando la resolución 917-2009 de la Suprema Corte de Justicia, AUN ESTA NO PERTENECIENDO A LA CARRERA JUDICIAL, violando los artículos 68-69-161 de la Constitución y las garantías del debido proceso.

Actualmente y por un periodo de más de CUATRO AÑOS Y SIETE MESES, el señor Carbone se encuentra SECUESTRADO por una manipulación en la administración de justicia a través del exprocurador y exconsultor jurídico, el Doctor Abel Rodríguez del Orbe; el expresidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano German; el presidente de la Corte de Apelación, Julio Cesar Canó Alfau; la Fiscal Adjunto en la Corte de Apelación, Yeni Berenice Reynoso; y el Fiscal Titular Milcíades Guzmán Leonardo, conjuntamente con el encargado de la oficina de información de la Cámara de Diputados de la Republica Dominicana, Sucre Zacarías Mejía y el abogado Julio Cury.

Durante cuatro años y siete meses el señor Antonio Carbone ha sido estafado y defraudado por cientos de millones de dólares de beneficios y cientos de millones de dólares en bienes pertenecientes a sus empresas mediante maniobras fraudulentas encabezadas por Fernando Arturo Báez Guerrero, Andrew Michael Pajak, Edward Kremblewski, el diputado y antiguo NARCO Sergio Moya ( Gory),  Leo Antigua, Juan Isidro Infante, entre otros; quienes se han robado 12 Casinos, 200 Bancas Deportivas, 1,000 Bancas de Lotería, edificio Corporativo de seis niveles (UNICORP), una Plaza Comercial de 46 locales y 30 apartamentos en Punta Cana, donde el señor Carbone es propietario del 85% de los mismos.

El querellante y acusador del señor Carbone, Fernando Arturo Báez Guerrero, quien era de los 3,000 empleados de las empresas Dream, hoy es el dueño ilegalmente de 5 Casinos de dicho consorcio (20 millones de dólares en bienes). El diputado y antiguo narcotraficante Gory Moya, se encuentra ilegalmente en posesión de 100 bancas deportivas, 400 bancas de lotería, el edificio UNICORP y 2 Yipetas Lexus 570 (30 millones de dólares en bienes).

El primero de agosto del 2019 se conoció la apelación de la sentencia de este caso en la Tercera Sala de la Corte de Apelación del DN., donde los abogados del señor Carbone se motivaron en hecho y derecho 12 violaciones constitucionales y una grosera violación de las garantías del debido proceso. El señor Carbone declaró en sus condiciones: “Para concluir honorables magistrados, no creo que es justificable que una persona, siendo yo, Antonio Carbone, ni su padre, ni su hermano, ni sus hijos, deban ser encarcelados por 20 años por un crimen que NO COMETIÓ, NI PARTICIPÓ.  No creo que mis hijas, ni sus hijas, deban de crecer sin la presencia de su padre, debido a una conspiración para robarse mis bienes en la Republica Dominicana. No creo que, a este nivel, Abel Rodríguez del Orbe y Sucre Zacarías Mejía puedan manipular la administración de justicia. Honorables jueces, yo creo en la Justicia Dominicana y lo único que solicito es la protección, seguridad y garantía de mis derechos fundamentales, humanos y constitucionales que han sido violados mediante la sentencia de fecha 26 de agosto del 2017, la cual está siendo apelada hoy. Oro en nombre de Dios para que prevalezca la Justicia”.

El señor Antonio Carbone está solicitando formalmente al señor Presidente Danilo Medina Sánchez, que investigue a todos los involucrados en el robo y estafa más grande de la historia de la República Dominicana, así como también al Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Magistrado Luis Henry Molina, la protección y garantía de los derechos constitucionales y humanos establecidos en nuestra Constitución además en los Pactos y Tratos internacionales, en los procesos de la Tercera Sala de la Corte de Apelación de Santo Domingo donde el señor Carbone se encuentra esperando el fallo de la Apelación para el 30 de agosto 2019 y también en el 4to Tribunal Colegiado del Palacio de Justicia del D.N. donde se está celebrando el juicio de fondo del segundo caso que el Ministerio Publico inventó y fabricó en contra del señor Carbone.

Comparte esta noticia con tus contactos.