Desaciertos de la firma encuestadora Mark Penn y Bernardo Vega que los descalifican para predecir quién ganará elecciones presidenciales del 5 de Julio

Santo Domingo. – La encuesta telefónica que medía los candidatos presidenciales de la República Dominicana realizada por la firma encuestadora Mark Penn y su representante Bernardo Vega, ha sido altamente criticada ya que está colmada de muchos desaciertos, empezando porque el empresario Vega antes de realizarla había asegurado que las encuestas vía telefónica no funcionaban en este país, por lo que han quedado totalmente descalificados para predecir quién ganará las elecciones del próximo 5 de julio.

La encuestadora Mark Penn tiene la peculiaridad de que infla los números de las personas indecisas que no saben por quién votarán, y una muestra de esto es que en las primarias de febrero según Mark Penn había un 20% de indecisos a una semana y media de los comicios, algo inconcebible. En el Distrito Nacional Mark Penn proyectó un 52% al PRM y Carolina Mejía, un 33% al PLD y Domingo Contreras, y un 8% de personas indecisas, acertó en que Carolina ganó en el DN pero no con el porcentaje que la encuesta había pronosticado, ya que Carolina obtuvo un 58%, por lo que falló en un 7%.

En Santo Domingo Este proyectaba un 53% a Manuel Jiménez y el PRM, y un 28% a Luis Alberto Tejeda y el PLD, sin embargo Manuel obtuvo un 59.8% y Luis Alberto un  34.7%, es decir que entre ambos superaron en un 14% los números que arrojaba la encuesta, es decir que ese 14% que se mostró en los resultados exactos de las elecciones se encontraba en el porcentaje de “personas indecisas” que estableció la Mark Penn y Bernardo Vega. De igual forma, en Santiago otorgó un 32% al PRM y 40% al PLD, mientras que el resultado de los comicios fue 50% para Abel y el PLD y un 38.4% para Ulises Rodríguez y el PRM, es decir, entre los dos hay un margen de error de 17%.

Muchos de los peledeistas celebraron que en la última encuesta de Bernardo Vega y Mark Penn el candidato presidencial del PLD Gonzalo Castillo pasará de un 29% a un supuesto 37%, pero basado en pesquisas realizadas anteriormente por la firma Mark Penn/Stagwell, el margen de error que presenta esta firma encuestadora en vez de un 3% es de más de un 7%, razón por la que es catalogada como insegura y no confiable, y los candidatos ni el pueblo dominicano creen en ella.

Es preciso destacar que en un artículo titulado “Una campaña electoral atípica” escrito por el representante de la Mark Penn, el economista Bernardo Vega, expresó que: “El rio está muy crecido y revuelto, y no es el momento de cruzarlo cambiando de caballo aunque sea un penco, hay que votar por el partido de Gobierno”, es por posiciones como estas que el señor Bernardo Vega está descalificado para presentar resultados escudados en su firma encuestadora Mark Penn.

Asimismo, además de la poca creencia que tienen las encuestas realizadas por el empresario y colaborador del Gobierno del presidente Danilo Medina y el PLD, Bernardo Vega y su firma Mark Penn, en la más reciente donde aumentan de forma inexplicable en gran medida los números del aspirante presidencial del PLD Gonzalo Castillo, no presentaron quién financió la pesquisa, tal como lo establece la Ley Orgánica de Régimen Electoral en su artículo 200 donde dice: “Las empresas o los realizadores de sondeos o encuestas de opinión con fines electorales que hayan sido debidamente avaladas por la Junta Central Electoral deberán, bajo su responsabilidad, incluir y precisar en la publicación las siguientes especificaciones: 1. Denominación y domicilio de la entidad, que la hubiere realizado así como de aquella que se la hubiere encargado.”

Comparte esta noticia con tus contactos.