China impone unas nuevas reglas de exportación de tecnología que ponen en riesgo la venta de TikTok

El culebrón de TikTok continúa en medio de una gran confusión. China no está dispuesta a cortar las alas de una aplicación que ha conquistado a medio planeta a pesar de la presión internacional. El Gobierno chino ha aprobado unas nuevas reglas en torno a las exportaciones de tecnología que pueden afectar a la venta de la plataforma a una empresa estadounidense.

Según desvela la agencia de noticias china Xinhua, los ministerios de Comercio y de Ciencia y Tecnología de China han publicado un nuevo apartado en sus requerimientos para el comercio exterior. El objetivo es «regular la gestión de las exportaciones de tecnología, promover el progreso científico y tecnológico y la cooperación económica y técnica exterior, y salvaguardar la seguridad económica nacional».

Estas nuevas reglas de control de exportaciones, según interpretan medios estadounidenses como « The New York Times» y « The Wall Street Journal», se centran en la tecnología que el gobierno chino considera sensible. Esta decisión puede traducirse, a todos los efectos, en que la empresa matriz de TikTok, ByteDance, con sede en Pekín, necesitará una licencia antes de poder venderse a una empresa estadounidense. Una orden ejecutiva firmada por el presidente de EE.UU. Donald Trump, prohibirá la «app» en el país a partir del próximo 15 de septiembre si no se venden sus actividades en Estados Unidos a una empresa local.

China ha revisado una lista de tecnologías cuya exportación está prohibida o restringida por primera vez en 12 años. Cui Fan, profesor de comercio internacional en la Universidad de Economía y Negocios Internacionales de Pekín, señaló que los cambios afectarán a TikTok. «Si ByteDance planea exportar tecnologías relacionadas con esta lista debería pasar por los procedimientos para obtener una licencia«, apuntó Cui en una entrevista con Xinhua publicada el sábado. Solicitar una licencia puede postergarse durante 30 días.

La medida puede suponer, por tanto, un nuevo obstáculo en las operaciones de venta, en la que se han postulado firmas como Microsoft y Walmart, aunque por el momento no se ha alcanzado ningún acuerdo. Estas exigencias comerciales chinas pueden provocar que la venta de TikTok necesite la aprobación de Pekín. Una decisión que ha rechazado el Gobierno chino en reiteradas ocasiones.

Trump ordenó a ByteDance que se deshiciera de la filial estadounidense de la aplicación de vídeos cortos TikTok en medio de las preocupaciones de seguridad sobre los datos personales que recopila. El director general de TikTok, Kevin Mayer, renunció el pasado 27 de agosto, menos de cuatro meses después de haber obtenido el cargo. La popular plataforma para compartir videos ha superado los 2.000 millones de descargas en todo el mundo en abril, con 315 millones de descargas en el primer trimestre del año.

Bytedance acepta las nuevas restricciones
Bytedance, por su parte, ha asegurado que cumplirá las nuevas restricciones impuestas por China a pesar de que puedan afectar a la venta de su negocio en Estados Unidos. Así lo ha anunciado la tecnológica a través de una publicación en chino en su servicio de noticias Toutiao. Por su parte, Erich Andersen, abogado de la compañía, ha señalado que están estudiando las nuevas regulaciones que se publicaron el viernes. «Como con cualquier transacción transfronteriza, seguiremos las leyes aplicables, que en este caso incluyen las de Estados Unidos y China», ha apuntado en declaraciones recogidas por BBC.

Fuente: ABC Tecnología

Comparte esta noticia con tus contactos.