Apple y Google inician las pruebas de la herramienta de rastreo de contagios del coronavirus

La tecnología se ha revelado como una gran ventaja adicional durante la pandemia de Sars-CoV 2, el nuevo coronavirus que ha provocado la muerte de más de doscientas mil personas en todo el mundo. Como una de las grandes esperanzas para reducir el número de infecciones y ayudar a las fases de desescalada se han diseñado algunas alternativas para rastrear contagios.

En pleno debate sobre las ventajas de los modelos descentralizados y centralizados, la propuesta que ha unido a Apple y Google se ha convertido en una de las que ha despertado mayor interés. Tras su fase de desarrollo, desde este miércoles ya han empezado las pruebas con las autoridades sanitarias.

La idea es que los desarrolladores puedan iniciar las pruebas pertinentes para poder corregir algunas funciones. Se trata de una herramienta de tipo API, es decir, que servirá para desarrollar distintas aplicaciones compatibles por lo que las autoridades sanitarias podrán desarrollar sus propias sus propios servicios además de funcionar de manera transversal entre ambos sistemas operativos (iOS y Android, que acumulan más del 95% de cuota de mercado).

Representantes de Apple y Google han asegurado que uno de los objetivos de esta fase, además de realizar pruebas antes de su lanzamiento a mediados de mayo, es «promover la retroalimentación entre ambas partes», lo que ayudará a «mejorar las diferentes características».

El próximo viernes, además, se anunciarán más detalles para conocer el funcionamiento real de la herramienta de notificaciones, que estará basado en tecnología inalámbrica Bluetooth y con un enfoque privado por medio de identificados cifrados, con lo que ambas empresas prometen una absoluta privacidad de los datos de los usuarios. «Debido a nuestro enfoque en la privacidad y la seguridad de los datos, el nivel de riesgo de exposición se calcula en la aplicación en los dispositivos de los usuarios y no se comparte con Apple o Google», prometen ambas empresas.

En el marco de este proyecto, Apple entregará la primera versión beta de Xcode 11.5, una «semilla» de pre-lanzamiento de las herramientas de desarrollo que contiene una nueva versión del kit de desarrollo para iOS que incorpora la API de notificación de exposición. Además, la compañía está lanzando la tercera versión de pruebas de iOS 13.5, la primera versión preliminar de la plataforma que contiene el código necesario para ejecutar aplicaciones creadas utilizando esta API de notificación de la exposición al nuevo coronavirus Covid-19. También Google ha entregado una actualización de prueba de Google Play Services para que los desarrolladores puedan comenzar a hacer sus pruebas con Android Developer Studio.

Con este anuncio, se espera que las autoridades sanitarias trasladen sus comentarios para «definir y calcular el nivel de riesgo de exposición que pueden asignar a los usuarios» en caso de que se les notifique que han estado expuestos a una persona que haya dado positivo en el test de Covid-19.

Fuente: ABC Tecnología 

 

Comparte esta noticia con tus contactos.