Alcalde Francisco Peña pide modificar Ley 176-07; dice impide a los cabildos operar con eficiencia

Santo Domingo. – El alcalde de Santo Domingo Oeste, Francisco Peña, dijo que la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los municipios debe ser modificada porque, a su juicio, mantiene “atados” a los cabildos y les impide operar con eficiencia en la recogida de basura, alumbrado eléctrico y asfaltado de calles.

Peña manifestó que secunda las posiciones de los alcaldes de Santo Domingo Norte, René Polanco, y de San Cristóbal, Nelson Guillén, quienes afirman que los recursos que reciben para trabajar no son suficientes y deben ser aumentados para hacer frente a las necesidades de cada gobierno local.

Sostuvo que el Ayuntamiento de Santo Domingo Oeste tiene un presupuesto mensual que oscila entre los 30 y 35 millones de pesos, de los cuales alrededor de 15 millones son destinados para la recogida de basura.

“La ley no favorece a los ayuntamientos, que deben de tener el mismo tratamiento que el Estado en su conjunto. ¿Por qué excluirnos a nosotros del funcionamiento normal? Nos discriminan cuando los recursos que recibimos ya vienen determinados, sin embargo, no es así con el Estado. Es injusta la ley, porque los ayuntamientos en su localidad tienen que ver con todo lo que allí ocurre”, dijo Peña durante una entrevista.

Señaló que los cabildos tienen que encargarse de las demandas de agua, drenaje sanitario, salud pública, recogida de basura, construcción y reconstrucción de calles, control de enfermedades, espacios de recreación, deportivos y culturales pero los recursos que reciben son “ínfimos”.

El artículo 21 de la Ley 176-07 sobre “Destino de los fondos”, indica que mantendrán límites en cuanto a su composición en el cual el 25 % será para gastos de personas (relativos a personal fijo o bajo contrato temporal).

Asimismo, el 40% será destinado a obras de infraestructura, adquisición, construcción y edificación de inmuebles y adquisición de bienes, (incluidos gastos de preinversión e inversión para iniciativas de desarrollo económico local y social). Mientras un 4% será dedicado a programas educativos, de género y salud.

“Necesitamos más recursos y más facilidades para accionar y trabajar. Yo propongo que los recursos que reciban los ayuntamientos sean por arbitrio en las áreas que se necesiten en ese momento, que no vengan con una propuesta única. Nosotros lo que brindamos es servicios; tenemos que pensar en el desarrollo integral del ser humano”, apuntó.

Reveló que unos de los retos que enfrenta por resolver su gestión en Santo Domingo Oeste es el drenaje sanitario y el pluvial, una necesidad de cara al crecimiento población y la construcción de zonas residenciales.

Sostuvo que cada uno de esos problemas solo se puede solucionar con más recursos económicos, porque los que reciben actualmente son insuficientes.

Requieren de 500 millones para obras

Francisco Peña estimó que para la Alcaldía de Santo Domingo Oeste pueda resolver algunos de los problemas que tiene, pero necesitaría de alrededor de 500 millones de pesos. Esto incluye alumbrado eléctrico, asfaltado de todas las calles y avenidas y sistemas de drenaje pluviales funcionales que perduren. “Un gobierno local sin dinero, que está a expensas de otro, no funciona”.

Educación ciudadana

Respecto a la educación ciudadana para el manejo adecuado de los desechos sólidos, Peña expresó que es responsabilidad del Ministerio de Educación crear políticas en las escuelas para que en el currículo estudiantil se imparta docencia sobre el tema de la disposición final de la basura y uso de los espacios públicos, “porque no todas las responsabilidades tienen que ser del cabildo”. Manifestó que la población en reiteradas ocasiones le endosa responsabilidades que no le corresponde directamente al cabildo. sino a otras instituciones del Gobierno que fueron creadas para dichos fines.

En ese mismo orden, sostuvo que es imposible asumir todas las responsabilidades si no tienen los recursos económicos para enfrentarlas cuando ocurran. Expuso que un municipio, una ciudad o un sector demanda necesidades que no son posibles de atender con inmediatez por los procesos burocráticos a los cuales están sometidos como institución gubernamental, que tiene que respetar los procesos de licitación y con concursos públicos.

Una obra de saneamiento junto a la CAASD

El proyecto de Guajimía consiste en el saneamiento pluvial y sanitario de la cañada y sus afluentes, canalización de las cañadas Buenos Aires, El Indio y La Ureña con servicios y respectivos acabados urbanos. Este proyecto es realizado en conjunto con la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) y la embajadora de Canadá en el país, Shauna Hermingway. El proyecto pretende impactar a una población estima de 300 mil personas. Requerirá de una inversión de más de 138 millones de dólares, que será financiado por el Gobierno de Canadá.

“Esta cañada ha sido un foco de contaminación que atenta contra la salud de los habitantes de su entorno, debido al estancamiento de sus aguas, en épocas de lluvia se originan inundaciones que ponen en riesgo la vida de sus moradores, además del alto grado de contaminación e insalubridad”, precisó.

Comparte esta noticia con tus contactos.