Exalcalde de SC Raúl Mondesí es abandonado por sus seguidores durante apelación de su sentencia

Santo Domingo. – El exalcalde de San Cristóbal, Raúl Mondesí, fue abandonado por sus seguidores en el banquillo de los acusados de la Primera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Judicial del referido municipio, donde se conocería la apelación de la sentencia dictada en su contra por falsificación y malversación de fondos.

Solo, cabizbajo y sin la comitiva que solía acompañarlo cuando aún ostentaba el cargo de alcalde, así fue visto Mondesí en la audiencia donde apelaba la medida de coerción que pesa sobre él, así como la condena de ocho años de prisión que le impusieron por la alegada malversación de unos 300 millones de pesos mientras desempeñaba las funciones de alcalde.

En esta ocasión sobraron bancos en el tribunal, esto si se compara la imagen actual con las de audiencias anteriores en las que el también exjugador del béisbol de Grandes Ligas se sentaba “a casa llena” en el banquillo de los acusados, rodeado por quienes le juraban “eterna lealtad”.

Podría decirse, sin embargo, que no todo le ha salido mal al exfuncionario en su caso judicial.

Pese a que desde de septiembre de 2017 sobre el exalcalde pesa una condena de ocho años de prisión a cumplir en la cárcel de Najayo, Mondesí sigue en su casa cumpliendo aun una medida de coerción.

¿Cómo llegó a la alcaldía?

En el año 2010 Mondesí se convirtió en alcalde tras dejar el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y pasar al entonces opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Ese año ganó las elecciones municipales con el 54 % de los votos.

Previo a finalizar su gestión y cuando ya empezaban a filtrarse sospechas de manejo irregular en el uso de los fondos de la alcaldía, Mondesí regresó al PLD y anunció su apoyo a la reelección del presidente Danilo Medina para los comicios de 2016.

También apoyó la nominación de su sucesor en la alcaldía, Nelson Guillén, a quien recibió en su casa y juntos levantaron las manos en señal del triunfo.

Desde entonces, la imagen de Mondesí en los tribunales no ha dejado de aparecer en las portadas de los periódicos; aunque sus “amigos de siempre” ya no salen junto a él y ahora luce cabizbajo y acompañado por la soledad.