A la mujer, en su día internacional

Por: Juan Tomas Taveras

“La mujer es la reina del mundo y la esclava de un deseo”. Honoré De Balzac.

Felicidades hoy y siempre para todas las mujeres, principalmente a las madres y a las heroínas de todos los tiempos. Recordarles, que todos los días deben ser especiales para reconocer a la mujer. Y destacar que los hombres somos todo lo que ustedes decidan o desean que seamos, ni más ni menos. La mujer es la inspiración de todo hombre.

La primera Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras tuvo lugar Stuttgart, Alemania , el 17 de agosto 1907, con 58 participantes. En 1910, durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras celebrada en Copenhague (Dinamarca) más de 100 mujeres aprobaron declarar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora, celebrándose el 19 de marzo de 1911 por primera en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza.

En 1973 mediante Asamblea General de las Naciones Unidas, se declara 1975, Año Internacional de la Mujer, y se elimina el termino trabajadora, en honor y memoria de esas mujeres protagonistas de la histórica protesta de mujeres obreras en Manhattan NY, EEUU, el 25 de marzo en 1911, en reclamo de numerosas reivindicaciones.

Es válido destacar que durante la revolución de febrero de 1917 que nace para la emancipación de las mujeres obreras rusas, se inició a partir de ahí la ampliación de la popularidad de este día y fue el inicio del derrocamiento del último zar ruso, lo que da inicio a la revolución bolchevique.

Un grupo de mujeres reclamaba la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral a 10 horas y un tiempo para poder dar de mamar a sus hijos. Durante esa huelga, perecieron más de un centenar de mujeres quemadas en una fábrica de Sirtwoot Cotton, en un incendio que se atribuyó al dueño de la fábrica como respuesta a la huelga.

Las mujeres como todos los seres humanos no deben distinguirse en un día, si no todos los días. Cada ser humano debe sentirse digno y ser digno, como niña, como adolescente, como mujer, como madre, como hija, como esposa, como amiga, como profesional, en cada caso y en todo instante de su vida.

Me gustaría ver integrados y consensuados los esfuerzos por la erradicación de los abusos, de los maltratos, las discriminaciones para todos los seres humanos sin diferenciar “el mito de género”; pues estoy convencido que los resultados mejorarían grandemente.

La mujer tiene tanto potencial, pienso que más que nosotros los hombres, por lo que no llego a entender los premios y condecoraciones que se hacen como mujeres sobresalientes y distinguidas, cuando se aceptan estos reconocimientos se están discriminando a sí mismas, si queremos igualdad, las categorías de género deben ser abolidas.

Apoyo una sola lucha de género, y la marco como excepción: tarifa salarial y oportunidad de cargos igualitarios. Desconozco el porcentaje salarial para las mujeres en comparación con el de los hombres en República Dominicana, pero es muy marcado, por ejemplo en los Estados Unidos de Norte América, el último censo arroja una diferencia de un 18.88 % en desventaja para la mujer o sea en un puesto que el hombre recibe 1000 dólares, en ese mismo cargo la mujer solo recibe 812 dólares.

Las mujeres consideran avance hacer cosas de hombres y ganar reconocimiento en competir como feministas. Particularmente, considero el feminismo como una posición extremista y equivocada al igual que lo es el machismo. O sea que se es excluyente y discriminante cuando nos definimos en cualquiera de los dos casos, machismo o feminismo.

Muchas mujeres deben dejar su resentimiento contra los hombres y reconocer que las situaciones entre las relaciones de parejas siempre será responsabilidad de dos, 50, 50, igualmente para mujeres y hombres, sea permitiendo o haciendo. Pero si el asunto es culpar hay mayor responsabilidad del comportamiento de los hombres, en la mujer, por una razón muy sencilla, las madres son las personas más influyentes en los hijos, dando mal o buen ejemplo.

Quien no conoce que la mujer es quien decide, si gobernar o dejarse gobernar, y también quien decide, guiar correctamente o incorrectamente a los hijos, hembras y varones. Lamentablemente hoy muchas han decidido con el feminismo, competir con el machismo.

Defiendo y apoyo las reivindicaciones de la mujer femenina, dama, no de las feministas y machos de mujer. Invito a todas las mujeres a unificar su lucha a favor de los derechos humanos y de la igualdad para todos, excluyendo el género y el lenguaje sexista. El género es un mito que discrimina y no suma.

No se puede pedir cambiar a la mujer para aprobarla, como una mercancía, ella vale por el ser humano que es en su ser interno, por cuanto tienen en su corazón y en su mente, también por su físico natural. La belleza interna es la fundamental, la belleza natural es la más hermosa.

El autor además, es militante Verde, miembro fundador y vocero de la Asociación de Policías y Militares, Activos y Jubilados Dominicanos, APODOM, ProDignidad y Derechos. Incluye a todos los veteranos.