¡Andrés Navarro y la Ordenanza 24-2017!

Por: Daygorod Fabián

Por infortunios de la vida, nuestras condiciones en materia política, ha llevado a exponentes – políticos – y sus cercanos al establecimiento de genuflexiones que fueron generadas por decretos o favores económicos – administrativos, llevados a cabo por colindantes a  palacio.

Las gracejas que fueron expuestas por los que siempre han tenido el control de los destinos educativos nacionales, fueron llevadas a las articulaciones verbales cuando por simples recomendaciones y premiaciones a labores de activismo político se colocaban a importantes dirigentes en las Direcciones Regionales y Distritales en el MINERD.

Éste es el génesis de la confrontación entre dirigentes del talante de Radhames Camacho, Eduardo Hidalgo y Andrés Navarro, todos miembros de las altas jerarquías del PLD y muy vinculados al espectro educativo. Como parte del sistema educativo  – que soy – no tengo la más mínima duda de las relaciones empresariales – educativas que se han establecido durante la gestión del Ministro Navarro, de forma peripecia.

Raíces del conflicto…

 La autarquía política, resulta difícil, para quienes desean escalar en los escenarios actuales nacionales. Ahí precisamente es donde estriba la importancia de la aplicación de la Ordenanza 24-2017, que reglamenta el modo y sistema de selección y competitividad de Directores Regionales y Distritales, en el Ministerio de Educación.

Dicha ordenanza enumera los pasos a seguir, para dar cumplimiento a la Ley General de Educación 66-97, donde se estableció que para ser Funcionario Administrativo –  Docente, específicamente Director Regional o Distrital (actualmente devengado más de 100 mil pesos, chofer y vehículo) se debe someter a un proceso de auscultación profesional, teniendo como requisito el grado mínimo de especialidad o maestría en áreas relacionadas al devenir educativo.

Esto nunca se ha cumplido. En la generalidad de casos los que guían los timones educativos recibieron esos puestos como premiación a sus labores de activismos políticos y no han sido (ningunos/as) evaluados en un proceso de concurso, donde sólo se elija a las personas que posean las debidas cualidades profesionales y éticas que son esenciales en la ocupancia de estos puestos tan importantes.

Ponderaciones…

 El Presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) – gremio al que pertenezco- ha dicho que la aplicación de esta ordenanza tiene fines de orden político. ¡Nada más descabellado! Lo que verdaderamente tienes raíces y ponderaciones de naturaleza política es la permanencia del status quo que se beneficia de la no aplicación de los estamentos jurídicos- legales del sistema educativo que predican la abstracción de pasiones políticas en los puestos educativos.

Actualmente todos los Directores Regionales y Distritales fueron colocados en sus respectivos puestos, como premiación a su labor partidaria en aras de ayudar a la victoria del actual mandatario, ninguno/a fue sometido a un proceso mínimo de evaluación, para verificar si sus dotes intelectuales son suficientes para administrar el personal docente que está bajo su tutela y guarda.

Ante el interés de obligar, de forma legal, a que todos tengan el mismo derecho a escalar en los caminos educacionales y que los que se benefician de las truculencias políticas, dejen de beneficiarse y se sometan a un proceso de evaluación, es que personas como Radhames Camacho y cercanos tienden a reaccionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *