18 años de la muerte de Juan Bosch, un PLD dividido y dirigentes que dicen enarbolar su pensamiento

Por: Deyanira Polanco

El autodidacta, ensayista, novelista y expresidente de la República, murió el 1 de noviembre de 2001 y sus restos descansan en el Cementerio Ornamental de La Vega, su pueblo natal, donde tradicionalmente el partido oficialista honra su memoria.
18 años de la muerte de Juan Bosch, un PLD dividido y dirigentes que dicen enarbolar su pensamiento.

La muerte del profesor Juan Bosch arriba a 18 años, y ese aniversario llega en momentos de una división histórica en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), donde Leonel Fernández dejó la presidencia de esa organización para irse crear otro partido, idea que ha sido apoyada por un grupo de dirigentes, legisladores y hasta funcionarios. Esta es la más trascendental división que se da en el partido morado desde que fue fundado en el 1973.
El autodidacta, ensayista, novelista y expresidente de la República, murió el 1 de noviembre de 2001 y sus restos descansan en el Cementerio Ornamental de La Vega, su pueblo natal, donde tradicionalmente el partido oficialista honra su memoria.

Juan Emilio Bosch y Gaviño es valorado por los dominicanos, entre otras cosas, por su honradez y vocación de servicio por la equidad social, demostrado en los siete meses que gobernó la República Dominicana, tras ser electo democráticamente el 20 de diciembre de 1962, luego del derrocamiento de la tiranía de Rafael Leonidas Trujillo.

Eso sí, esta no es la primera división que sufre un partido fundado por Bosch, pues la primera organización en recorrer ese camino fue el Partido Revolucionario Dominicano, cuyas filas abandonó para en el año 1973 fundar al PLD, con el que nunca llegó a ocupar la Presidencia de la República, aunque la organización ha llevado las riendas de la nación desde el año 1996, con una interrupción de cuatro años, del 2000-2004, cuando gobernó Hipólito Mejía por el PRD.

Tanto los que están en el poder como los que se han ido aseguran enarbolar los pensamientos de Bosch y sus enseñanzas.

En el caso del expresidente Fernández, al hacer oficial su renuncia del PLD el pasado 20 de octubre, destacó: “Naturalmente, la gran suerte de mi vida fue haber tenido el honor y privilegio de establecer unos lazos afectivos, de trabajo y amistad, con uno de los más destacados pensadores y líderes políticos de la época contemporánea, no sólo de nuestro país, sino de América Latina y el mundo: el profesor Juan Bosch…Esa relación me transformó para siempre. A través de sus escritos aprendí a conocer sus ideas y comprender el mundo”.

Fernández fue compañero de boleta de Bosch en su último fallido intento por alcanzar el poder en las elecciones de 1994, y ahora busca la presidencia por un cuarto período, pero esta vez por el ex Partido de los Trabajadores Dominicanos, hoy convertido en Fuerza del Pueblo.

Gonzalo Castillo

Gonzalo Castillo, quien fue electo candidato presidencial del PLD en las pasadas primarias y cuyo triunfo fue el detonante para la división del partido morado, ya visitó la tumba de Bosch y dijo que: “Una de las razones por las cuales fui a la tumba de Don Juan, fue para pedirle, y se lo pido y siempre se lo pediré donde quiera que él esté es que me mantenga siendo un hombre humilde, sencillo, cercano a la gente. Que me libre de la arrogancia, de la soberbia y que me libre del odio, y que, en cambio, me guíe por los senderos del amor para todos y para todas”.

 

 

 

Comparte esta noticia con tus contactos.